Volvo Cars y Uber han presentado un vehículo listo para la producción, desarrollado conjuntamente, que es capaz de conducirse por sí solo. El Volvo XC90 que se presentó el 12 de junio es el primer vehículo listo para la producción que, en combinación con el sistema de conducción autónoma de Uber, puede circular de manera totalmente autónoma.