Porsche presenta el 911 Turbo S, tanto en variante Coupé como Cabriolet, ambas propulsadas por un nuevo motor bóxer de 3.8 litros con dos turbocompresores VTG de geometría variable, que tiene una potencia de 650 CV (478 kW), lo que supone 70 CV (51 kW más que su antecesor). El par máximo es ahora de 800 Nm (50 Nm más). Con la transmisión PDK de doble embrague y ocho velocidades específica del Turbo, acelera de 0 a 100 km/h en 2,7 segundos (0,2 segundos más rápido que antes) y su velocidad máxima es de 330 km/h.