El difusor está construido con plasma de cerámica pulverizada de Zircotec.

Por su exclusividad, el One-77 es el primer modelo de producción en serie del mundo y de Aston Martin en contar con tecnología de Fórmula 1 suministrada por un proveedor especialista en recubrimiento de materiales compuestos.