Es el primer monovolumen eléctrico y el segundo modelo Electric Drive de la marca.

Es la primicia mundial de Mercedes-Benz para el Salón del Automóvil de Nueva York 2013. El monovolumen de la marca de la estrella ofrece toda su versatilidad con la conducción más eficiente y una autonomía de uso puramente eléctrica de 200 km.