Durante más de 15 años, Dacia ha revolucionado el mercado europeo del automóvil a través de los fenómenos Logan y Duster. La marca ha sabido evolucionar con el tiempo, adaptándose a las necesidades de los usuarios y permaneciendo fiel a sus valores originales: ofrecer vehículos sencillos, modernos, fiables y robustos a un precio razonable.