Toyota se declara lista para el 100% de reducción de CO2 en todos los vehículos nuevos vendidos en 2035 en Europa Occidental y quiere vender al menos un 50% de vehículos sin emisiones en 2030, con la posibilidad de ampliarlo. El Toyota bZ4X es el primer paso de 7 nuevos modelos ZEV y la producción de módulos de pila de combustible en Bélgica. Las nuevas baterías de NiMh bipolares están al caer así como las de estado sólido que llegarán primero a los vehículos híbridos.