La nieve está garantizada en un viaje por carretera a través del norte de Finlandia en invierno. Con un poco de suerte, se puede ver la aurora boreal en el cielo nocturno. Durante el día, los interminables caminos rurales, generalmente sin rastro de gente, son un lugar ideal para probar el rendimiento de este atleta con tracción a las cuatro ruedas mientras sigue las pistas de los legendarios “Finlandeses voladores “.