Comienzan los ensayos del sedán basado en el FCV, que tendrá una autonomía de más de 500 km.

Con un sistema de pila de combustible en lugar del motor de combustión, es la continuación lógica del vehículo híbrido. La última generación de este sistema ya cuenta con la mayor densidad de potencia del mundo, de 3,0 kW por litro.