El DB5 Goldfinger Continuation se ha puesto en marcha en la fábrica de Aston Martin. El primero de una serie estrictamente limitada de 25 coches, ha sido terminado después de unas 4.500 horas de meticulosa construcción.  Junto con EON Productions, el nuevo coche cuenta con una amplia selección de aparatos famosos por la clásica película de James Bond, Goldfinger. Las primeras entregas de la Continuación DB5 Goldfinger a los clientes han comenzado y continuarán hasta la segunda mitad de 2020.