La producción comenzará en Chennai en 2015 para el mercado indio.

Todos los nuevos vehículos desarrollados a partir de la plataforma CMF-A de Renault-Nissan se reflejarán en los precios y en múltiples configuraciones de carrocería y trenes motrices.