La gama 911 da la bienvenida a un nuevo miembro. Porsche amplía la octava generación del modelo con el 911 Carrera con las versiones Coupé y Cabriolet, con un motor bóxer biturbo de seis cilindros y 3.0 litros, que desarrolla 385 caballos de potencia (283 kW). El Carrera es la variante de acceso al modelo 911 y ofrece 15 CV más (11 kW) que su predecesor.

Con motivo del 55 aniversario del emblemático Mustang, una nueva edición especial para Europa, el Ford Mustang55 V8 de 5.0 litros, ofrece un diseño exterior personalizado y un interior de altas prestaciones. El Mustang EcoBoost de 2.3 litros cobra nuevo aire con detalles exteriores inspirados en Shelby y escape Performance activo de válvulas de serie. Los nuevos y atrevidos colores incluyen Naranja Twister y Amarillo Grabber.

Los nuevos BMW M8 Competition con carrcoería Coupe y roadster se presenta con el motor V8 con tecnología M TwinPower Turbo que desarrolla 460 kW / 625 CV. Dos turbocompresores, colector de escape con flujo cruzado, inyección directa con mayor presión, así como sistemas de refrigeración y lubricación diseñados para conducir al límite en circuito, son ejemplos de la tecnología empleada en ambas variantes del motor.

Aston Martin sorprende con el modelo convertible más rápido de su historia: 339 km/h de velocidad máxima. El Flagship Super GT ya está disponible en la versión Volante. Impulsado por un motor V12 de 5.2 litros, entrega 715 CV de potencia a 6,500 rpm. Las primeras entregas están programadas para el tercer cuatrimestre de 2019.

Como en el resto de modelos 911 anteriores, esta capota abatible ha sido desarrollada en su totalidad por la marca. Crea una curvatura igual a la del Coupé cuando el techo está cerrado. No se hacen pliegues bajo la tela ni hay interrupciones entre cada sección que rompan el diseño de la silueta clásica del 911. Gracias al nuevo sistema hidráulico, la capota se puede abrir o cerrar en unos 12 segundos, hasta una velocidad de 50 km/h.

ConvertibleDeportivoPortadaPruebasSegmento

Probamos en esta ocasión el Audi R8 Spyder V10, un modelo que acapara todas las miradas con su diseño espectacular y, por supuesto, con sus 540 CV de potencia, que lo hacen todo un súper deportivo. Aún así, es una opción válida para el que quiera un deportivo de este porte utilizable en el día a día. Y que pueda gastarse los casi 210.000 euros que cuesta. ¿Arrancamos?