El primer Lexus RX híbrido enchufable, es la opción ideal para los clientes que buscan un SUV grande. El nuevo modelo ofrece lujo artesano, confort a bordo, placer al volante y avanzados sistemas de seguridad, así como la posibilidad de funcionar en modo eléctrico. Gran autonomía en modo eléctrico, de hasta 69 km. Los niveles reducidos de consumo y emisiones se mantienen al agotarse la batería, ya que pasa automáticamente a funcionar como vehículo híbrido, lo que da lugar a un consumo de combustible líder en el segmento, de 1,1 l/100 km.

Los placeres de conducir un gran SUV de lujo están muy claros: se trata de un vehículo que puede llevar gran capacidad de pasajeros con gran confort, recorriendo largas distancias, con todo el espacio necesario para equipaje o equipamiento recreativo. El entorno del habitáculo está perfectamente controlado; el sistema de entretenimiento y la conectividad a bordo están integrados, e incorpora prestaciones de seguridad de última generación.

Actualmente, hay otra prioridad a tener en cuenta: la electrificación, que maximiza la eficiencia en términos de combustible y emisiones, tanto si nos desplazamos por la ciudad como si nos vamos de vacaciones a un destino lejano. Sin embargo, del mismo modo que los distintos fabricantes interpretan de forma diferente el concepto de “lujo”, hay varios enfoques para conseguir el mejor equilibrio a partir de las ventajas de la electrificación.

Lexus está en una posición ideal para ofrecer la solución perfecta: no solo creó el concepto de SUV de lujo, sino que también fue la primera marca en llevar la electrificación al mercado de automóviles prémium, hace 17 años. Ese impresionante liderazgo ha dado lugar al RX 450h+, un modelo híbrido enchufable llamado a convertirse en la opción más exitosa para los clientes europeos dentro de la nueva gama RX.

Proporciona la eficiencia, la potencia y la respuesta características de un sistema enchufable, pero va más allá, gracias a las cualidades superiores de la tecnología híbrida de Lexus. Esta ventaja técnica se combina con el gran nivel de respuesta y de la conducción característica de Lexus –Lexus Driving Signature–, su completo equipamiento, las prestaciones avanzadas de seguridad y asistencia al conductor y su exclusiva factura artesana de lujo Takumi. El vehículo se beneficia además de la ingeniosa estructura que hace posible la plataforma GA-K adaptada al RX, y que permite colocar la batería híbrida totalmente bajo el suelo. Como consecuencia, mejora el rendimiento dinámico, ya que contribuye a rebajar el centro de gravedad del vehículo y libera más espacio en el habitáculo y el maletero.

El híbrido enchufable RX 450h+ ofrece la libertad de realizar viajes largos sin interrupciones, y suma los beneficios de unas emisiones reducidas, un gran ahorro de combustible y una mayor autonomía en modo eléctrico. En definitiva, el tipo de combinación de cualidades que buscan los clientes actuales de SUVs grandes.

Los datos homologados, recientemente confirmados, demuestran hasta dónde puede llegar el vehículo: emisiones de CO2 de 24 g/km, consumo de combustible de 1,1 l/100 km. y autonomía en modo eléctrico de hasta 69 km. (cifras de ciclo combinado WLTP). La potencia del sistema, de 309 CV DIN/227 kW, da lugar a una respuesta enérgica, y a una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos.

Sin embargo, estas cifras cuentan solo parte de la historia. Lo que distingue al RX 450h+ de sus competidores es lo que sucede cuando se agota la carga de la batería. En la mayoría de vehículos híbridos enchufables, el sistema pasa a funcionar con el motor de gasolina, lo que equivale a más emisiones y más consumo de combustible hasta que se pueda conectar a una toma de corriente para la recarga.

En el caso de Lexus, el vehículo pasa directamente a funcionar como un híbrido, de forma que la batería se recarga mientras circula, con lo que se mantiene un alto nivel de eficiencia.

Con la ventaja añadida de poder seleccionar distintos modos de conducción, se pueden maximizar las ventajas del sistema híbrido enchufable en cada trayecto. El modo predeterminado es el eléctrico: es decir, el vehículo funciona en modo eléctrico hasta que se agota la energía de la batería. Y eso es así independientemente de cómo se utilice el pedal del acelerador. El modo eléctrico/híbrido automático permite recurrir puntualmente al motor híbrido cuando el conductor requiere más potencia; por ejemplo, cuando hace falta un pico de aceleración, lo que reduce la carga de la batería. El conductor también puede optar por el modo híbrido, que mantiene el nivel de carga de la batería arrancando y parando el motor cuando es necesario.

GALERIA

Nuestros videos

LEXUS RX 450h+ PHEV, máximo rendimiento

Categoría: 4x4SegmentoSUVSUV-E
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.