Como parte de la celebración de su 50º aniversario, BMW M GmbH presenta el primer coche de altas prestaciones con sistema de propulsión electrificado. Un sistema híbrido enchufable compuesto por un motor de gasolina V8 y un motor eléctrico excepcionalmente potente dota al BMW XM  de 653 CV y la versión Red Label con 748 CV, de un impresionante dinamismo.

Como parte de la celebración de su 50º aniversario, BMW M GmbH presenta el primer coche de altas prestaciones con sistema de propulsión electrificado. Un sistema híbrido enchufable compuesto por un motor de gasolina V8 y un motor eléctrico excepcionalmente potente dota al BMW XM de un impresionante dinamismo. El sistema de propulsión M HYBRID de nuevo desarrollo, un diseño extravagante y un ambiente de lujo moderno en el interior del BMW XM se unen para crear una nueva interpretación del concepto de SAV (Sports Activity Vehicle) con un nuevo vehículo de altas prestaciones que abrirá la inimitable sensación M a nuevos clientes y mercados.

Sistema de propulsión M HYBRID para un rendimiento sorprendente y una conducción con cero emisiones locales.

El sistema de propulsión M HYBRID del BMW XM ofrece una potencia total de 480 kW/653 CV (generada por la combinación de un motor de combustión con 360 kW/489 CV y un sistema de propulsión eléctrica con 145 kW/197 CV). Está respaldado por un motor V8 de nuevo desarrollo, fabricado para trabajar a altas revoluciones, con la última generación de la tecnología M TwinPower Turbo. La unidad de 4.4 litros cuenta con un colector de escape cruzado y un proceso de separación del aceite optimizado.

El motor de ocho cilindros está asistido por un motor eléctrico integrado en la caja de cambios M Steptronic de ocho velocidades. Al arrancar, la fuerza de propulsión del motor es instantánea, ofreciendo una respuesta sin tiempos de espera a cada movimiento del acelerador. El sistema de propulsión M HYBRID produce un par máximo total de 800 Nm (el motor de combustión es capaz de producir hasta 650 Nm y se combina con un motor eléctrico que desarrolla otros 280 Nm). Una etapa de pre-engranaje aumenta el par máximo efectivo del motor eléctrico a 450 Nm justo cuando la transmisión entra en funcionamiento.

Un motor de combustión, un motor eléctrico, tres modos de funcionamiento, cuatro ruedas motrices.

La interacción inteligente entre el motor de combustión y el eléctrico ofrece una experiencia de conducción perfectamente resuelta, digna de llevar la insignia M en cualquier situación de conducción. Se caracteriza por una impresionante entrega de potencia que comienza instantáneamente y se mantiene en todo el rango de revoluciones. El BMW XM acelera de 0 a 100 km/h en 4,3 segundos, acompañado de una banda sonora llena de energía con una emocionante melodía poco común para una unidad de ocho cilindros. Esto se debe a su sistema de escape deportivo con válvulas regulables electrónicamente y salidas de escape dobles con forma hexagonal dispuestas una encima de la otra por primera vez en un modelo de BMW M.

El botón M Hybrid de la consola central se utiliza para seleccionar uno de los tres modos de funcionamiento, incluyendo el modo ELECTRIC para circular sin emisiones locales a velocidades de hasta 140 km/h con una autonomía de entre 82 y 88 km en el ciclo WLTP. Esto se consigue gracias a la batería de iones de litio de alto voltaje montada en los bajos del coche y a los 25,7 kWh de energía utilizable que proporciona. La unidad de carga combinada del BMW XM permite la carga en corriente alterna de hasta 7,4 kW.

El BMW IconicSounds Electric, desarrollado en colaboración con BMW Group y el compositor de bandas sonoras Hans Zimmer, también crea una atmósfera sonora que acompaña a la entrega de potencia del motor eléctrico. El sonido que acompaña a la propulsión eléctrica es específico de M y proporciona una respuesta auténtica a cada movimiento del pedal del acelerador cuando se conduce con el modo de funcionamiento sin emisiones locales activado. En caso de seleccionar el ajuste Sport o Sport Plus mientras el sistema de propulsión funciona en modo HYBRID, un sonido de refuerzo potenciará la asistencia eléctrica proporcionada al motor de combustión.

La potencia generada por la pareja de propulsores se transfiere a la carretera a través del sistema de tracción total M xDrive, cuya configuración prioriza la propulsión trasera, algo especialmente notable en el modo 4WD Sport. El conductor también puede seleccionar el modo 4WD Sand, que ha sido concebido específicamente para conducir sobre dunas y superficies similares. El funcionamiento del diferencial M Sport en el eje trasero también es totalmente variable.

BMW XM LABEL RED: el modelo más potente jamás fabricado por BMW M.

El BMW XM LABEL RED se incorporará a la gama de modelos en otoño de 2023. El coche de serie más potente de la historia de BMW M GmbH tendrá una potencia de 550 kW/748 CV (generada por la combinación de un motor de combustión con 430 kW/585 CV y un sistema de propulsión eléctrica de 145 kW/197 CV) y un par máximo de 1.000 Nm (generado por la combinación de los 750 Nm de par producidos por el motor de combustión y los 280 Nm desarrollados por el sistema de propulsión eléctrica; valores provisionales basados en la fase actual de desarrollo del vehículo).

Un diseño distintivo para expresar su elegancia y su rendimiento.

El diseño exterior del BMW XM es una declaración de exclusividad, elegancia y rendimiento. Las proporciones de un SAV moderno, líneas poderosas, un perfil dinámicamente alargado, los rasgos de diseño típicos de M, una nueva interpretación del diseño del frontal creado para los modelos del segmento de lujo de BMW y una serie de detalles distintivos confieren al XM un halo especialmente extrovertido.

Los faros delanteros divididos en dos secciones independientes, la parrilla con los riñones de BMW con los bordes dorados y sus contornos iluminados, así como las grandes tomas de aire son los rasgos que definen el frontal. En el lateral, una moldura en color dorado recuerda a la franja negra que recorre la carrocería del BMW M1. Otros guiños al pasado son los logotipos de BMW grabados en la luneta trasera plana y la llamativa estructura de lamas de los pilotos traseros. Las llantas de aleación ligera M, que de serie tienen un tamaño de 21 pulgadas y, como opción, pueden tener hasta 23 pulgadas, cuentan con un diseño único.

Interior: puesto de conducción orientado al conductor, lujoso M Lounge en la parte trasera.

El llamativo estilo del diseño exterior del BMW XM continúa en su interior. El habitáculo y los asientos delanteros están diseñados específicamente para ofrecer una experiencia de conducción activa. El equipamiento de serie incluye asientos multifunción M, almohadillas para las rodillas y un volante de cuero M específico para el modelo, junto con gráficos específicos M que incluyen luces para el cambio de marcha en el BMW Curved Display y el BMW Head-Up Display.

Una generosa sensación de espacio, materiales de alta calidad y un diseño extravagante transforman la parte trasera del BMW XM en el exclusivo M Lounge. Los respaldos calefactados que se extienden hacia los laterales del compartimento trasero y los cojines especialmente diseñados ofrecen a los pasajeros un lujoso nivel de confort. El escultural revestimiento del techo es único, con una estructura prismática tridimensional, un borde al estilo del de una fotografía y 100 unidades LED que se encargan de la iluminación. Se puede elegir entre cuatro tapizados diferentes para personalizar el interior, así como un nuevo cuero Vintage para las secciones superiores del panel de instrumentos y los paneles de las puertas. La iluminación ambiental, el climatizador automático de cuatro zonas, el sistema de sonido envolvente Harman Kardon y el sistema de viaje y confort son también elementos de serie, mientras que la lista de elementos opcionales incluye el sistema de sonido envolvente Bowers & Wilkins Diamond con un amplificador de 1.500 vatios y cuatro altavoces adicionales en la zona del techo.

Chasis: el mejor equilibrio posible entre dinamismo y confort en viajes de larga distancia.

La combinación única de placer de conducción y confort que ofrece el habitáculo del BMW XM se refleja en la experiencia de conducción. Los sofisticados sistemas de chasis con ajustes específicos M permiten que el coche ofrezca un amplio espectro de configuraciones para disfrutar del dinamismo característico de M y de un confort de marcha superior al de la competencia. El conductor también puede personalizar los ajustes del vehículo a través del menú M Setup. La adaptación integrada de todos los sistemas que comprenden el sistema de propulsión y chasis en diferentes tipos de carreteras -desde la conducción urbana hasta las carreteras secundarias y las autopistas- ha dado como resultado una conducción sumamente segura y bien resuelta en todo momento.

El diseño del chasis comprende un eje delantero de doble articulación y un eje trasero de cinco brazos con propiedades cinemáticas y elastocinemáticas especialmente ajustadas. El BMW XM viene de serie con el tren de rodaje M Professional adaptativo, que incluye amortiguadores controlados electrónicamente y estabilización activa del balanceo gracias a unos motores eléctricos de 48 V. También es el primer modelo de BMW M que incorpora la dirección activa integral, que también forma parte del equipamiento de serie.

La tracción, la agilidad y la estabilidad se benefician tanto del actuador que se ocupa de limitar el deslizamiento de las ruedas como de la conexión en red de todos los sistemas de control que tienen protagonismo en la gestión de la dinámica transversal del vehículo. Los frenos M Sport trabajan en conjunto con un sistema de frenado integrado que ofrece al conductor dos ajustes de la sensación del pedal. Las llantas de aleación ligera M de 21 pulgadas se montan de serie, mientras que también existe la opción de montar unas llantas de aleación ligera M de 22 o 23 pulgadas.

Una variedad de sistemas de asistencia al conductor inigualable.

El BMW XM cuenta con la mayor selección de sistemas de asistencia al conductor ofrecidos -de serie u opcionalmente- en cualquier vehículo deportivo de BMW M GmbH. El equipamiento de serie incluye el Driving Assistant, que comprende el aviso de colisión frontal, el aviso de salida de carril que incluye el retorno al carril con asistencia de dirección, el asistente de evasión, el asistente de atención y la información de límite de velocidad. El Driving Assistant Professional, opcional, combina el control de crucero activo con la función Stop&Go con otras muchas funciones, como el asistente de dirección y guiado de carril, el reconocimiento de semáforos, el asistente de límite de velocidad automático y la navegación activa.

También forma parte del equipamiento de serie el asistente de aparcamiento con funciones ampliadas (Parking Assistant Plus). Además del asistente de marcha atrás, este sistema incluye las funciones Park View, Panorama View y 3D View.

Una experiencia de conducción a medida con sólo pulsar un botón.

El panel de control de la consola central del BMW XM cuenta con una serie de botones específicos del modelo que permiten personalizar la experiencia de conducción de diversas formas. Por primera vez, se incluye el botón M Hybrid, que se utiliza para seleccionar el modo de funcionamiento deseado para el sistema de propulsión. El conductor puede elegir entre los modos HYBRID, ELECTRIC y eCONTROL. También está el botón Setup, que permite acceder directamente a los ajustes de configuración del sistema de propulsión, el chasis, la dirección, el sistema de frenado, el sistema M xDrive y el nivel de regeneración de energía de frenado.

Hay otro botón para seleccionar el modo M. Cuando el conductor pasa de la configuración Road (configurada por defecto) a Sport, las intervenciones de los sistemas de asistencia al conductor se limitan a las funciones esenciales necesarias para disfrutar de una conducción deportiva, al igual que el contenido mostrado en la pantalla de información. Se pueden almacenar dos configuraciones personalizadas del vehículo junto con los ajustes preferidos para el modo de funcionamiento del sistema M HYBRID, el sonido del motor, el Control Dinámico de Estabilidad (DSC) y comportamiento de la caja de cambios para luego activarlos usando los botones M del volante.

BMW Live Cockpit Professional y Head-Up Display de serie.

Como parte del equipamiento de serie, el BMW XM cuenta con el BMW Live Cockpit Professional, que trae consigo una versión específica M equipada con la última generación de la experiencia multisensorial del vehículo BMW iDrive. Basado en el sistema operativo BMW ID8, cuenta con el BMW Curved Display formado por un pantalla de información de 12,3 pulgadas y un pantalla de información central con una diagonal de 14,9 pulgadas. Gracias a la nueva agrupación de pantallas y a las posibilidades cada vez mayores del BMW Intelligent Personal Assistant, el nuevo BMW iDrive se ha orientado específicamente hacia el manejo táctil y el control gestual, así como a la comunicación mediante un lenguaje natural. Al controlador iDrive y a los botones multifuncionales del volante se suman en el equipamiento de serie el BMW Head-Up Display y el control gestual de BMW.

El sistema de navegación basado en la nube BMW Maps es otra característica del BMW Live Cockpit Professional. La llave digital BMW Digital Key Plus permite a los clientes abrir y cerrar su nuevo BMW XM con su iPhone utilizando la tecnología de radio de banda ultraancha (UWB) mejorada en términos de seguridad. La integración de teléfonons móviles con Apple CarPlay y Android Auto™, la funcionalidad BMW ID personalizada y una eSIM diseñada para funcionar con la tecnología móvil 5G también están disponibles para su uso en el BMW XM.

GALERIA

Nuestros videos

BMW XM: Híbrido y muy poderoso

Categoría: DeportivoHíbrido Plug-inNovedadesSegmentoSUVSUV-E
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.