El filtro de combustible es una de esas piezas que no parecen muy importantes a los profanos de la mecánica pero cuya presencia y misión es fundamental a la hora de cuidar el motor y asegurar un óptimo rendimiento.

Es una parte importantísima para poder asegurar la limpieza del combustible y así proteger elementos tan primordiales como son los inyectores o la bomba de combustible, sin cuyo funcionamiento un coche moderno no podría arrancar. Pero un filtro de combustible también redunda en unas mejores prestaciones y más bajas emisiones.

Es tan importante un buen mantenimiento de los filtros de combustible por la importancia que tiene la bomba de combustible a la hora de cuidar la calidad y limpieza del combustible, impidiendo que las posibles partículas e impurezas no deseables que pueda haber en un depósito de combustible no lleguen a la cámara de combustión. Para ello el cambio recomendable de filtro de combustible a menudo mejorará nuestro motor, su rendimiento y las emisiones.

Historia de una mejora continua

Ya con los primeros carburadores los filtros eran muy rudimentarios y las roturas de motor por las impurezas de los combustibles estaban a la orden del día. Los primeros sistemas de inyección utilizaban bombas de combustible muy rudimentarias, siempre de configuración mecánica con baja presión que solucionaba muchas averías de los carburadores, pero siempre que tuviéramos el sistema limpio.

Los sistemas de inyección modernos son más delicados con la suciedad porque trabajan con orificios muy pequeños y cualquier partícula puede estropearlos, es por ello que necesitan de filtros de combustible más capaces y un mantenimiento regular. Es por esta razón por la que se recomienda hacer un mantenimiento cada poco tiempo y así garantizar el funcionamiento correcto de los inyectores.

Las impurezas pueden venir de un incorrecto tratamiento de los carburantes en el transporte, en su almacenamiento en la gasolinera o durante el repostado. Muchos son los filtros que intervienen en este proceso, pero en un vehículo son dos los que, como mínimo, impedirán que las posibles impurezas lleguen al motor. Está situado entre la bomba de combustible y los inyectores, cumpliendo la función de filtrar todas esas partículas, normalmente menores de 8 micras.

Tipos de filtros de combustible y características

Los filtros para vehículos con carburador donde el filtro es capaz de retener las partículas de más de 20 micras protegiendo los inyectores contra las impurezas y evitando la dificultad al arrancar y el posible mal funcionamiento del motor. Este tipo de filtros solo se encuentran para coches clásicos.

Para los sistemas de inyección electrónica el filtro de gasolina está preparado para soportar una presión de 6 bares y así garantizar un filtrado perfecto de todas las impurezas cuyo tamaño esté comprendida entre 3 y 5 micras. Estos filtros deben poder soportar 6 bares de presión de la bomba de combustible.

La tecnología también ha llegado a este tipo de filtros y podemos ver materiales que mezclan el papel multicapa con fibras sintéticas mezcladas con celulosa mezclando fibras finas con otras más gruesas. También podemos ver fabricantes que usan nanofibras para mejorar la capacidad de filtrado y de eliminación del agua que pueda contener el combustible por evaporación.

¿Cuando debo cambiarlo?

Los fabricantes suelen incluir el cambio preconizados de los filtros de combustible en el mantenimiento del vehículos, con lapsos que dependerán del tipo de motor y combustible empleado. La tendencia actual es alargar los plazos de cambio, debido a las mejoras continuas de la calidad de los carburantes y de la mejora de las capacidades y prestaciones de los filtros de combustible.

El mantenimiento y cambio de este componente aplicando los cambios preconizados por los fabricantes puede suponer una mejora del rendimiento de hasta un 5% según modelos y vehículos. También evita que las partículas puedan llegar a partes vitales del motor que intervienen en la combustión y que pueden sufrir con el rozamiento.

Un filtro de combustible obstruido provocará una relación estequiométrica ineficiente de aire y combustible provocando una mala combustión, lo que generará emisiones excesivas. Una cantidad de combustible y aire perfecta mejora el rendimiento, optimiza el consumo y reduce las emisiones.

El motor también nos dice cuando cambiar el filtro de combustible

Hay una serie de comportamientos del motor que delatan el mal funcionamiento de un sistema de inyección. Los temblores al ralentí, los tirones cuando aceleramos a poca carga o a fondo, suelen ser pequeñas obstrucciones que delatan la necesidad de cambiar los filtros de combustible como primer paso para mejorar nuestro motor. Otras señales más evidentes pueden ser que el motor no arranque porque no le llega combustible o que se cale mientras circulamos.

Reemplazar el filtro de combustible no es una operación difícil si se sabe hacerlo y se dispone de todos los útiles necesarios. Nosotros recomendamos hacer en cada cambio de aceite preconizados, aunque otros fabricantes recomiendan espaciar este cambio.

Fuentes de información:

https://www.euautorecambios.es/catalogo-piezas/filtro-combustible-10361

https://noticias.coches.com/consejos/filtro-de-combustible-limpieza/398679

 

¿Cambias a menudo el filtro de combustible? deberías hacerlo y te contamos porqué

Categoría: ActualidadBerlina grandeBerlina LujoBerlina mediaCoupéCrossoverDeportivoEléctricoHíbridoHíbrido Plug-inSegmentoSUV
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.