El fabricante ruso-estadounidense de cargadores de vehículos eléctricos L-Charge afirma que planea comenzar la operación comercial en la Barcelona española y Madrid a finales de abril de 2022, después de presentar con éxito su solución de carga de vehículos eléctricos móviles la semana pasada.

L-Charge es un fabricante ruso-estadounidense de cargadores para vehículos eléctricos, que ofrece cargadores ultrarrápidos fuera de la red y rápidamente escalables que funcionan con combustibles limpios como hidrógeno o GNL. La compañía ya entró en negociaciones con la Fundación Nacional de Movilidad Eléctrica, para una mayor cooperación y fue muy elogiada por las empresas españolas de generación de energía solar.

«Si bien las energías renovables como la eólica y la solar se están desarrollando rápidamente en muchos países europeos, comenzamos a considerar el hidrógeno para almacenar energía y como materia prima para descarbonizar las actividades intensivas en carbono. La solución de L-Charge, en este contexto, tiene muchas posibilidades de ser utilízada aquí, ya que le permite almacenar, distribuir hidrógeno y reconvertirlo en energía eléctrica para vehículos eléctricos o para uso in situ en cualquier otro lugar», dice Paul Wakefield, director ejecutivo de Younergy.

Chris Burghardt, director gerente de ChargePoint Europe afirma que la construcción e infraestructura de carga conectada a la red para vehículos eléctricos, podría requerir entre 60 y 100 mil millones de euros de inversión al año en los próximos 10 años solo en Europa. Lo que parece ser un trabajo bastante pesado considerando la incertidumbre post-pandémica en la economía global. Sin embargo, podría haber una solución en el desarrollo de infraestructura fuera de la red alimentada por gas natural.

L-Charge ofrece desarrollar una red virtual de mini centrales eléctricas móviles y estacionarias que utilizan gas natural para generar energía para vehículos eléctricos. Eso podría aliviar la presión sobre la red energética al tiempo que asegura el desarrollo del mercado de vehículos eléctricos.

«Un problema esencial todavía nos separa de la transición masiva a EV: la infraestructura de carga subdesarrollada. Es posible resolver este problema rápidamente mediante el despliegue de una red de estaciones de carga fuera de la red», dice Dmitry Lashin, CEO de L-Charge.

Diseñado para carreteras, estaciones de servicio y estacionamientos, el cargador estacionario de L-Charge no requiere personal ni conexión a una red eléctrica externa. Los cargadores funcionan con un suministro interno de gas natural licuado (GNL) o mezcla de GNL / H2. Los generadores de energía de 600 kW son el núcleo de la minicentral eléctrica estacionaria L-Charge para la carga rápida de vehículos eléctricos.

El equipo de L-Charge señala que sus dispositivos emiten 7,05 kg de CO2 por cada 100 km de potencia de carga, un 68% menos que los vehículos diésel. L-Charge planea desplegar sus estaciones de carga para vehículos eléctricos en España a partir de abril de 2022. El servicio ya ha estado en funcionamiento en Moscú y entrará en pleno funcionamiento en Abu Dabi a finales de 2021.

Nuestros videos

Los cargadores de vehículos eléctricos rusos L-Charge se lanzarán en España en 2022

Categoría: ActualidadEléctricoGNCHidrógenoSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.