Se terminan las vacaciones de verano y volvemos a la rutina del día a día en el trabajo y en los colegios de los niños. Prisas por las mañanas para llegar todos a la hora, que muchas veces se acrecientan por los atascos en las ciudades. Por ello, Peugeot Motocycles recomienda el uso del scooter y la moto para llevar a tu hija o a tu  hijo al colegio y, de ahí, continuar hacia tu  lugar de trabajo, ya que no se sufren esos  problemas derivados del tráfico, se llega  siempre puntual, no tienes que buscar un sitio para aparcar y, además, es más sostenible.

En este sentido, Priscilla Sellier, Directora de Marketing & Comunicación de Peugeot Motocycles y madre de una niña de 8 años, da unas pautas muy importantes a seguir para que los trayectos en moto o scooter con nuestros hijos se realicen con la mayor seguridad posible y respetando siempre la legislación vial vigente. Hay que tener en cuenta que la experiencia de ir en moto para un niño es especial, siempre una aventura, pero esta tiene que hacerse de manera segura para conseguir un momento único entre padre/madre e hija/hijo.

1.- La motocicleta, scooter o ciclomotor. Hay que verificar que estén homologados para llevar pasajeros. “No basta con comprobar si el asiento es lo suficientemente grande. La homologación aparece en el permiso de circulación de la moto, concretamente en el apartado S.1, y hay que respetarlo porque, de lo contrario, el pequeño o pequeña corre un riesgo bastante alto”, explica Sellier.

2.- La edad del niño/niña. La norma general dice que el pasajero debe ser mayor de 12 años, llevando siempre un casco de protección a su medida (esto es muy importante) y yendo a horcajadas con los pies apoyados en los reposapiés laterales. “Por supuesto los menores no pueden ir delante del conductor, entre el asiento y el manillar, siempre detrás, en el asiento dispuesto para el pasajero”, subraya la madre. No obstante, la Ley de Seguridad Vial establece una excepción para niños mayores de 7 años siempre que el conductor sea el padre, la madre, el tutor pertinente o una persona autorizada, siempre y cuando el menor sea lo suficientemente alto como para que sus pies lleguen a los reposapiés laterales (si la moto no dispone de reposapiés, está prohibido llevar a este tipo de menores).

3.- Antes de subir a la moto. “Sobre todo en las primeras ocasiones es más que recomendable advertir al pequeño/pequeña de cómo debe viajar, sin moverse excesivamente en la parte trasera para no desestabilizar el vehículo, sin hacer cosas como taparle los ojos al conductor y estableciendo unas indicaciones de comunicación en caso de que quiera decir algo al conductor”, explica Priscilla Sellier.

4.- La vestimenta. Hay que asegurarse que lleva la indumentaria correcta para montar en moto o scooter: calzado cerrado, pantalones largos y, recomendado, uso de guantes y de chaqueta especializada con protecciones. Por supuesto, el casco, homologado y ajustado a su tamaño de cabeza.

5.- La forma de conducir. Cuando se lleva un niño o una niña en el vehículo de dos o tres ruedas se debe conducir de forma tranquila y pausada, sin acelerones bruscos. Los menores tienen menos opciones de agarrarse con fuerza que un adulto y pierden el equilibrio con más facilidad. Se puede ayudar a esta estabilidad a través de un baúl con respaldo para que tengan un punto de apoyo más amplio. “En este sentido todos los modelos de Peugeot Motocycles cuentan con la posibilidad de acoplar un top case.

De hecho, el nuevo tres ruedas Peugeot Metropolis SW es el scooter más seguro y cómodo del mercado en este aspecto, ya que posee de serie un maletero trasero integrado con respaldo además de contar con un asiento trasero más envolvente. Y, detalle práctico, tanto el casco del piloto como el del pasajero se pueden almacenar dentro de este 2º maletero hasta la hora de la recogida.”, puntualiza Sellier.

6.- Un truco a tener en cuenta. “En la conducción en moto o scooter con un pasajero, más aún si es un niño o niña, hay que utilizar el freno trasero antes de accionar el delantero para equilibrar los pesos y que no se venza hacia adelante”, explica la directiva. “En nuestra gama, todos los vehículos incorporan bien la frenada SBC o ABS o incluso combinada ABS/SBC para garantizar el correcto reparto de las masas entre ambas ruedas en el momento de la frenada y evitar esa brusquedad tan peligrosa”, destaca.

7.- Disfrutar del momento. Además de todos estos consejos, esta madre incide en la experiencia que representa: “El ir en moto con tu hijo o hija es una experiencia especial y muy emocional. Para quienes, por primera vez, se animen a elegir la moto o scooter para llevar al colegio a quienes más quieren les digo que disfruten de la magia de ver sus caritas iluminarse antes de subir a la moto. Seguro que será la mejor vuelta al cole de sus vidas.”

Cómo llevar a tu hijo al colegio en moto de forma segura

Categoría: LifestyleMotos
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.