Fabricado en Vigo, el PEUGEOT e-Rifter está disponible tanto en la tanto en la versión de 5 ó 7 plazas así como en las versiones Standard y Long. Tanto la versión Standard como la Long se comercializan con una batería de ion-litio (18 módulos) con una capacidad de 50 kWh que ofrece una autonomía de hasta 280 km WLTP. El  e-Rifter, disponible desde 29.250€, a lo que habría que sumar la posible ayuda a particulares de hasta 7.000€ de MOVES.

 

Con el PEUGEOT e-Rifter, Peugeot ofrece un producto con una fuerte personalidad en el segmento de los vehículos polivalentes, al apostar por una alianza perfecta entre la versatilidad que se exige a este tipo de turismos con un aire de “aventurero elegante” que le distingue de sus rivales.

Su batería de iones de litio de 18 módulos cuenta con una capacidad de 50 kWh y un motor de 136 CV / 100 Kw de potencia, lo que le permite disponer de una autonomía de hasta 280 km, según el protocolo de homologación WLTP. Dispone de dos tipos de cargadores integrados que responden a cualquier uso y abarcan todas las soluciones de recarga. Cuenta de serie con un cargador monofásico de 7,4 kW y uno opcional trifásico de 11 kW. La toma de carga, situada en la aleta trasera izquierda, permite la recarga de varias formas: una toma estándar, una toma reforzada, mediante una estación de carga e incluso en un cargador rápido.

El PEUGEOT e-Rifter está diseñado para ofrecer resistencia y durabilidad incluso en las situaciones más exigentes. Su vocación polivalente se traduce en una gama que permite elegir entre dos longitudes: Standard o Long, así como 5 ó 7 plazas. Todo ello con una modularidad y un espacio interior que le convierten en una alternativa a los monovolúmenes tradicionales.

Su interior, totalmente equiparable al de un monovolumen compacto, es un compendio de modularidad y sentido práctico. Su excepcional volumen de carga, que va desde los 775 litros bajo bandeja de la versión 5 plazas a los 4.000 litros bajo techo con los asientos abatidos en la versión larga, puede aprovecharse plenamente y adaptarse a cualquier necesidad. Incorpora, además, un sinfín de compartimentos amplios y de fácil acceso repartidos por todo el habitáculo. El airbag frontal del pasajero, de tipo «Bag in Roof», está situado en el techo, lo que permite liberar espacio suficiente para poder disfrutar de un compartimento cerrado y refrigerado de gran volumen.

En lo que se refiere al puesto de conducción, la consola central se ha rediseñado para acoger el nuevo mando de la caja “e-Toggle”, perfectamente integrado y ergonómico, que da acceso a las funciones Park / Reverse / Neutral / Drive y Brake., además del selector de los tres modos de conducción: Eco (60 kW, 190 Nm), que favorece la autonomía y la suavidad de conducción; Normal (80 kW, 210 Nm), pensando para un uso diario, y Power (100 kW, 260 Nm), que optimiza las prestaciones si se transportan cargas pesadas.

Por su parte, el PEUGEOT i-Cockpit evoluciona tecnológicamente, gracias a una instrumentación 100% digital con una pantalla digital de alta definición de 10 pulgadas. La visualización de la información que integra las últimas evoluciones en términos de diseño gráfico de la marca PEUGEOT es totalmente parametrizable y personalizable. La instrumentación analógica de serie en ACTIVE PACK está adaptada para la gestión de un vehículo eléctrico y dotada de un indicador de potencia para la visualización del nivel de consumo, otro para los elementos de confort térmico (calefacción, climatización) y un indicador del nivel de carga de la batería.

El proyecto de industrialización de este vehículo en el Centro de Vigo ha sido apoyado por la Xunta de Galicia a través del Instituto Galego de Innovación (GAIN).

GALERIA

PEUGEOT e-RIFTER, desde 29.250 euros (SIN MOVES)

Categoría: ComercialesEléctricoNovedadesSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.