Cuando un Opel Grandland X híbrido enchufable circula en modo eléctrico, no solo está libre de emisiones y es silencioso en la carretera, también se muestra a otros conductores y peatones de manera muy inteligente: con una luz azul en el parabrisas, justo debajo del espejo interior.

Cuando se ilumina en color azul, el motor de combustión se detiene y el Grandland X funciona de forma puramente eléctrica. Para hacer esto, el conductor puede seleccionar el ajuste “eléctrico” entre los modos de conducción disponibles, y el híbrido cambia automáticamente al modo eléctrico. La luz azul también facilita el trabajo a las fuerzas del orden, por ejemplo cuando el Grandland X conduce por áreas reservadas a vehículos eléctricos. En este caso, basta un vistazo para ver que un Opel conduce de forma 100% eléctrica.

Para garantizar en la ciudad que siempre haya suficiente energía disponible para conducir con luz azul libre de emisiones, el híbrido enchufable Grandland X cuenta con la función “e-Save”. Esta función permite ahorrar la energía eléctrica almacenada en la batería de alto voltaje para su uso posterior, por ejemplo, para conducir en áreas aprobadas solo para coches eléctricos. El conductor puede configurar esta función a través del Sistema de infoentretenimiento de la pantalla táctil en color y asi retener parte o toda la energía eléctrica disponible hasta que la necesite en su ruta.

Opel también ofrece Grandland X en dos versiones híbridas enchufables:

El Opel Grandland X está disponible como híbrido con tracción delantera y una potencia del sitema de hasta 165 kW / 224 CV. Al igual que el Opel Grandland X Hybrid4, el SUV compacto también ofrece tracción electrica a las cuatro ruedas y una potencia del Sistema de hasta 147 kW / 300 CV.

Una pequeña luz azul en el híbrido enchufable Grandland X, luz ambiental azul en el interior, luces azules en los camiones de bomberos: la luz azul tiene una larga tradición en Opel. Ya en el pasado, el azul claro con su resplandor innovador fascinaba e inspiraba a los diseñadores de Opel.

El estudio del Insignia en el IAA de Frankfurt de 2003 adelantó el lenguaje de diseño del vehículo de producción posterior del mismo nombre. En el interior se utilizó la entonces nueva tecnología de iluminación LED, en el azul más hermoso. El siguiente estudio con luz azul se exhibió en la IAA 2015 con el Opel Vivaro Surf para chicos y chicas de la playa. Un año más tarde, la luz ambiental azul en el maletero del Opel Vivaro Sport llegó a la producción en serie. Con el elegante Opel ADAM, los pasajeros podían incluso elegir entre dos tonos diferentes de azul.

La luz azul clásica se remonta desde hace tiempo al cuerpo de bomberos, policía y otros vehículos de emergencia. Ya en la década de 1930, los camiones de extinction de incendios Opel Blitz llevaban luces azules, aunque todavía estaban dirigidas de forma rigida hacia adelante. En la década de 1950 el tráfico creció rápidamente y el efecto de advertencia mejoró significativamente a partir de 1955 con el “faro rotatorio”, tambien llamado luz Auer.

Mientras que los coches de policía con sistemas de barras de luces en el techo que parpadeaban salvajemente ya corrían a través de los thrillers policiacos estadounidenses de la década de 1970, no fue hasta la década de 1980 cuando estos llegaron a Alemania. En ese caso, la “barra de luz azul en diseño modular” recibió su designación oficial adecuada “RTK 4-SL”, que significa “Combinación de sonido integral con conmutación urbano-rural de la señal acústica”.

Con las innovaciones de iluminación a partir de la década de 1990, no hubo nada que detuviera a los vehículos especiales de Opel (OSV). Los expertos construyeron el Police Zafira con sistemas de señales especiales, vehículos Movano del Departamento de Bomberos con luces intermitentes delanteras y automóviles Insignia de Emergencias Médicas con luces de advertencia LED en el portón trasero.

Mientras tanto, la tecnología LED se ha convertido en la medida de todas las cosas: ofrece un equilibrio energético particularmente eficiente, una vida útil más larga y tamaños más pequeños para los sistemas de iluminación. Por supuesto, esto también se aplica principalmente a los faros. Con la luz matricial adaptativa IntelliLux LED®, Opel ha democratizado una innovación superior y la ha introducido por primera vez en la clase compacta con el Astra. Esta luz sin reflejos, pero brillante como el día, ahora está disponible desde el Opel Corsa hasta el buque insignia de la marca, el Opel Insignia.

Ver y ser visto: las innovaciones de iluminación de Opel en 121 años de ingeniería automotriz

La tecnología de iluminación siempre ha jugado un papel muy especial en la historia de los automóviles de Rüsselsheim. Todo comenzó en 1899 con el primer automóvil todavía bajo la luz romántica de las velas, porque los inicios de la luz del automovil fueron bastante oscuros. Al principio se llevaban faroles delante del coche. La intención principal no era iluminar sino ser visto por otros usuarios de la vía. A finales del siglo XIX, el Opel Patentmotorwagen “System Lutzmann” dio un paso más e iluminó con velas domésticas, pero ya nadie tenía que cargarlas. La vela ahora descansaba en un eje sobre el cual se montaba el “faro” como un recipiente de vidrio con espejo. Un resorte empujaba la vela hacia arriba durante el proceso de combustión para brillar constantemente y de manera óptima a un determinado nivel a través del vidrio. Una solución simple, a bajo coste y con un gran impacto: en resumen, típico Opel.

Opel Kapitän: un coche que pertenece al mundo

Opel también ha marcado tendencia desde el principio con el diseño de los faros. Los faros del Kapitän de 1938 no solo estaban completamente integrados en los guardabarros, sino que también tenían una forma hexagonal innovadora. Un automóvil para todos, un “automóvil que pertenece al mundo”, según un folleto de 1938. En otras palabras, el Opel Kapitän “seguirá siendo un automóvil contemporáneo en los años venideros gracias a sus líneas modernas y diseño progresivo”.

En la década de 1960, la forma de los faros continuó desarrollandose hacia una línea más angular. Opel se convirtió en pionero de la tendencia con el Kapitän A de 1964, que junto con sus modelos hermanos Admiral y Diplomat enfatizaron un aspecto plano y ancho con los faros rectangulares. No es de extrañar que los exitosos modelos Kapitän se convirtieran en auténticos buques insignia: coches progresivos, cómodos y potentes, al alcance de todos.

En 1968 el Opel GT continuó por este camino impresionando no solo con su diseño completamente nuevo en forma de botella de Coca-Cola. El legendario automóvil deportivo para todos fue también el primer automóvil alemán con faros giratorios emergentes. ¿Quién podría resistirse a estos cariñosamente llamados “ojos somnolientos”? Los faros se desplegaban mediante un cable en la consola central. Los focos halógenos en la parrilla debajo del parachoques proporcionaban tambien luces de estacionamiento.

Más luz, mayor visibilidad con los faros de xenón

Por primera vez en 1998 el Opel Omega B fue el primer modelo en ofrecer de serie faros de descarga de gas de xenón . Estos debian su nombre al gas natural con el que se llenaban los cuerpos de las lámparas. En comparación con los faros halógenos comúnmente utilizados en ese momento, la triple intensidad luninosa no solo les otorgó un mayor alcance, sino también una mejor iluminación de la carretera. Y eran significativamente más eficientes: el consumo de energía se reducía un tercio, la radiación de calor un 40% y la vida útil era más larga.

También se incorporó un sistema dinámico de nivelación de faros. Esto compensó los cambios en la posición de la carrocería, por ejemplo, con una carga pesada o durante la aceleración y el frenado. La carretera siempre estaba iluminada de manera uniforme. Una vez más, Opel fue pionera en tecnologías de iluminación asequibles para todo el público.

AFL en la clase media

Por lo tanto, es lógico que en 2003 Opel fuera el primer fabricante de vehículos en llevar a la clase media las luces dinámicas de giro y luces de giro de 90 grados con el AFL (iluminación delantera adaptativa) en el Opel Vectra y Opel Signum. La innovadora tecnología de iluminación de Opel combinó por primera vez la luz dinámica de giro con una luz de giro estático para cruces y curvas cerradas. Una función adicional de confort del AFL fue la luz de autopista: a velocidades de 120 km / hy aproximadamente y una
conducción constante en línea recta, la luz de cruce se ajustaba automáticamente optimizando la visión de largo alcance. El sistema de control dinámico de alcance de faros, ahora estándar, garantizaba que no hubiera deslumbramiento para el tráfico que se aproximaba.

En 2004, el Opel Astra fue el primer modelo compacto con faro de giro. En 2006, la marca democratizó aún más la tecnología de seguridad cuando hizo que las luces de giro y luces de giro basadas en bi-halógenos estuvieran disponibles por primera vez en los segmentos de monovolúmenes y en automóviles pequeños como el Meriva y el Corsa.

La siguiente generación de luz AFL + basada en potentes faros bi-xenón hizo su debut en 2008 con la presentación del primer Insignia. Estableció un nuevo estándar en la industria automotriz. Mediante complejos algoritmos, la distribución de la luz de los faros se ajustó automáticamente al perfil de la carretera correspondiente y a las condiciones de visibilidad imperantes. El moderno buque insignia de Opel ofrecía un total de nueve funciones de iluminación: luz de ciudad, luz de calle, luz de carretera rural, luz de autopista, luz de clima adverso, luz de giro estático, luz de giro dinámico, luz de carretera y asistente de luz de carretera. Otra innovación en el Insignia fue la luz de conducción diurna LED, que consumía considerablemente menos electricidad y, por lo tanto, combustible que la luz de conducción diurna del faro principal.

Luz matricial IntelliLux LED®: brillante como el día sin deslumbrar

La innovadora luz matricial LED IntelliLux se lanzó en 2015 con la generación del Opel Astra. Una vez más, gracias a Opel, una característica antes reservada a los vehículos de lujo hizo su debut en la clase compacta. Los faros del superventas de la clase compacta tienen un total de 16 elementos LED (ocho en cada lado), que ajustan automática y continuamente la longitud y distribución del cono de luz en cualquier situación de tráfico y simplemente “cortan” los automóviles que se encuentran delante y los que se aproximan. Por lo tanto, hay un efecto de deslumbramiento nulo con excelente visibilidad. O como dice el embajador de la marca Opel, Jürgen Klopp: “Tan brillante como en un estadio de fútbol, ​​pero nadie está deslumbrado”.

El funcionamiento es bastante sencillo: tan pronto como el coche sale de los límites de la ciudad, los faros de matriz cambian automáticamente al modo de luz de carretera y ajustan continuamente la longitud y distribución del cono de luz. El sistema de última generación convierte la noche en día para conductores y pasajeros sin molestar a otros usuarios de la vía. Opel ofrece la luz matricial IntelliLux LED® altamente sofisticada en las líneas de modelo Corsa, Astra, Insignia y el nuevo Mokka.

Hoy en dia, el sumun del desarrollo se encuentra en la IntelliLux LED® Píxel. Ya se puede pedir y se utilizará por primera vez en el nuevo Opel Insignia que se entregará en el otoño. Si bien 32 elementos LED ya han asegurado al Insignia la mejor visibilidad en la oscuridad, ahora están disponibles 168 elementos LED brillantes de estadio de última generación, líderes en el segmento de los fabricantes de volumen. Los faros reaccionan aún más rápido y con mayor precisión que antes, mejorando aún más la visibilidad.
Pura eficiencia con la mejor salida de luz

Como alternativa, Opel equipa el Corsa, Astra y Crossland X con una luz full-LED particularmente eficiente. Cada uno de los faros solo consume entre 13 y 14 vatios en modo de luz de cruce. Esto corresponde a un ahorro de energía de más del 80 por ciento en comparación con las lámparas halógenas convencionales que consumen alrededor de 70 vatios por faro de luz de cruce. Los clientes de Opel no tienen que comprometerse con la salida de la luz. Al contrario: gracias a la tecnología reflectora especial, estos faros LED extra económicos también convierten la noche en día.

GALERIA

OPEL usa la luz azul para mostrar los modos de conducción en el Grandland X

Categoría: Actualidad
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.