Ford ha anunciado que el nuevo Kuga SUV ofrecerá la mejor eficiencia de combustible de su segmento, con una mejora de autonomía de hasta el 28 por ciento. Es el vehículo más electrificado de la historia de Ford y el primero que ofrece las tecnologías mild hybrid, híbrida e híbrida enchufable. Al desarrollo de estas avanzadas motorizaciones han contribuido una aerodinámica mejorada y técnicas de ahorro de peso.

La tecnología híbrida enchufable empleada en el Kuga ayuda a que este obtenga, dentro la categoría de SUV medianos, los mejores resultados en eficiencia de combustible, emisiones de CO2 y autonomía de conducción en modo totalmente eléctrico, pudiendo recorrer 72 km en modo cero emisiones (según ciclo NEDC).

Comparando los motores individuales del nuevo Kuga con sus equivalentes en potencia y configuración de la versión saliente, la mejora en rendimiento de combustible se eleva hasta el 28 por ciento (NEDC)*. Si se incluye el nuevo Kuga Plug-In Hybrid con modo de conducción totalmente eléctrico y cero emisiones, la media de mejora de eficiencia de combustible llega al 31 por ciento. El Kuga Plug-In Hybrid y el Kuga EcoBlue Hybrid (tecnología de mild hybrid con batería de 48 voltios) equipan por primera vez al Kuga con motores electrificados por primera vez. El lanzamiento de ambos tendrá lugar a finales de este año. Pronto les seguirá el Kuga Hybrid, totalmente híbrido. Además, también están disponibles versiones con los sofisticados motores diésel EcoBlue y gasolina EcoBoost.

Diseño eficiente

El nuevo Kuga es el primer SUV basado en la nueva arquitectura global flexible de tracción delantera de Ford, cuyas mejoras aerodinámicas aumentan la eficiencia de combustible y reducen peso en hasta 80 kg respecto a los modelos salientes (siempre en comparación con versiones de motorización equivalente).

El uso extensivo del aluminio ha permitido reducir peso, e incluye brazos de control de suspensión de aluminio que suponen un ahorro de 6,8 kg, vigas de aluminio compuesto en el paragolpes con un ahorro de 6,1 kg. La utilización de un sistema de freno más ligero permite un ahorro de 0,8 kg. El uso de alfombrillas más ligeras, amortiguadores huecos o altavoces de neodimio en el equipo de sonido permite ahorrar aún más peso.

La eficiencia aerodinámica se ha mejorado respecto al modelo saliente incluso pese al incremento del tamaño del modelo. La mejora de la protección de los bajos de la carrocería, los burletes de las puertas y las barras portaequipajes contribuyen a reducir la resistencia aerodinámica en casi un 4 por ciento.

Gama de motores diversa

Kuga Plug-In Hybrid:

Disponible en las variantes de 120 CV (manual) y 150 CV (manual), el motor EcoBoost de Ford de 1,5 litros equipa el primer sistema de desactivación de cilindros de la industria para un motor de tres cilindros. Permite la desconexión de un cilindro cuando la carga de trabajo del propulsor sea baja.

Combina un motor de ciclo Atkinson de 2,5 litros, un motor eléctrico y un generador con una batería de iones de litio de 14.4 kWh (automático). La batería puede recargarse utilizando un puerto montado en el paragolpes delantero y se alimenta automáticamente en marcha empleando tecnología de carga regenerativa que captura la energía cinética que habitualmente se pierde durante el frenado.

Los usuarios pueden decidir cuándo y cómo hacer uso de la energía de la batería seleccionando los modos EV Auto, EV Now, EV Later y EV Charge. Cuando la batería alcanza el nivel más bajo de carga, el Kuga pasa automáticamente al modo EV Auto, que complementa la potencia del motor de gasolina con la asistencia del motor eléctrico utilizando la energía recapturada para optimizar la eficiencia del combustible.

Kuga EcoBlue Hybrid:

Refuerza el motor diésel Ford EcoBlue de 2 litros y 150 CV (manual) con la tecnología de hibridación suave de 48 voltios. Un sistema arranque/generador integrado accionado por correa (BISG por sus siglas en inglés) sustituye al alternador habitual. Ello permite la recuperación de energía durante la desaceleración del vehículo y la carga de un pack de baterías de iones de litio refrigeradas por aire de 48 voltios.

El sistema BISG actúa también como un motor. Emplea la energía almacenada para proporcionar asistencia de par eléctrico al motor en condiciones normales de conducción además de operar los auxiliares eléctricos del vehículo. El sistema de 48 voltios permite que la tecnología Auto Start-Stop funcione en más situaciones aumentando el ahorro de combustible.

Los motores diésel EcoBlue, tanto en su versión de 190 CV (automático) y 2 litros como en la de 120 CV (automático y manual) y 1,5 litros, optimizan el consumo de combustible y el nivel de emisiones gracias a particularidades como un sistema de inyección de combustible de alta presión y un colector de admisión integrado.

Llega a finales de este año. Emplea un motor completamente híbrido auto recargable que permite la función de conducción totalmente eléctrica. Integra un motor de gasolina de ciclo Atkinson de 2,5 litros, un motor eléctrico, generador, batería de iones de litio y una transmisión automática con divisor de potencia desarrollada por Ford.

Ford promete electrificar todos los turismos que lance al mercado e incluirá en su catálogo 18 vehículos electrificados en Europa antes de finales del año próximo.

GALERIA

FORD KUGA 2020, la eficiencia por bandera

Categoría: 4x24x4HíbridoHíbrido Plug-inMild HybridNovedadesSegmentoSUV-C
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.