Gama ECO ŠKODA: propulsión limpia, dinámica y eficiente. El híbrido enchufable SUPERB iV marca los primeros pasos de la era de la movilidad eléctrica. El pequeño urbano CITIGOᵉ iV es el primer modelo 100% eléctrico de la marca. El KAMIQ G-TEC y el SCALA G-TEC se unen a la gama de modelos propulsados por gas natural.

La producción del primer modelo de ŠKODA basado en la Plataforma Modular de Propulsión Eléctrica (MEB) del Grupo Volkswagen empezará en 2020
En el marco de su estrategia de sostenibilidad “Green Future” y de la hoja de ruta “Roadmap E” del Grupo Volkswagen, la nueva Gama ECO de ŠKODA agrupa los modelos de la marca de Mladá Boleslav equipados con sistemas de propulsión sostenible. Presentados a lo largo del 2019, los modelos ECO ofrecen una alternativa real a los vehículos que funcionan con carburantes convencionales, en la forma de una conducción a la vez dinámica, más eficiente y respetuosa con el medioambiente.

Tres importantes novedades del fabricante checo marcarán este inicio de año ya que llegan al mercado cuatro modelos equipados con tres sistemas de propulsión ecológicos. El modelo insignia ŠKODA SUPERB iV, con un motor de gasolina 1.4 TSI con una entrega de 115 kW (156 CV) que se combina con un motor eléctrico de 85 kW, será el primer modelo híbrido enchufable de la marca, con autonomía suficiente para realizar trayectos cortos sin emisiones. Además, el SUPERB iV es el primer modelo PHEV de ŠKODA, y el encargado de marcar el paso del fabricante checo hacia esta nueva era.

Por su parte, el pequeño ŠKODA CITIGOᵉ iV, enfocado a un público joven, urbano y conectado, será el primer modelo de serie 100% eléctrico de la marca en sus 125 años de historia. Equipado con un motor eléctrico de 61 kW y una batería de iones de litio de 38,6 kWh, permite al conductor recorrer hasta 253 km sin repostar. Además, la Gama ECO también incorpora los nuevos modelos G-TEC equipados con el motor híbrido de gas natural y gasolina 1.0 TGI de 66 kW (90 CV) de potencia. De esta forma, las variantes GNC del SUV urbano KAMIQ y del compacto SCALA ofrecen una conducción especialmente limpia, con emisiones de CO2 y óxido de nitrógeno (NOx) significativamente reducidas y sin partículas contaminantes de ningún tipo.

ŠKODA entra en la era de la movilidad eléctrica

Bajo el paraguas de su nueva submarca, ŠKODA iV, la compañía agrupa el desarrollo de su propia gama de automóviles eléctricos con un diseño emotivo, un interior futurista y dotados de soluciones tecnológicas de vanguardia. A la vez, desarrolla su propio ecosistema de soluciones de movilidad, con servicios y aplicaciones que aprovechen al máximo las posibilidades de la movilidad eléctrica. En total, ŠKODA AUTO invertirá cerca de dos mil millones de euros en este ecosistema durante los próximos cinco años, en lo que será el programa de inversión más grande de la historia de la compañía hasta la fecha. El híbrido enchufable SUPERB iV y el totalmente eléctrico CITIGOᵉ iV son los primeros modelos electrificados del fabricante checo que llegan al mercado, pero muchos más seguirán sus pasos.

Además de una conducción sin emisiones, la propulsión eléctrica también supone grandes ventajas para el futuro de la movilidad individual. La ausencia de árbol de transmisión y las características y emplazamiento de las baterías abre la puerta a un concepto de interior más espacioso, cómodo y digitalizado. La futura producción en serie de los primeros vehículos ŠKODA basados en la innovadora Plataforma Modular de Propulsión Eléctrica (MEB) del Grupo Volkswagen, diseñada específicamente para esta nueva era, permitirá sacar pleno partido de estas nuevas características.

La movilidad eléctrica ya constituye pilar fundamental de la estrategia de sostenibilidad “Green Future” de ŠKODA, y también forma parte del ADN de la compañía de Mladá Boleslav. Para 2025, está previsto que un 25% de todos los vehículos ŠKODA entregados estén electrificados, y las emisiones de CO2 del conjunto de la flota se reduzcan en un 30% respecto a 2015. Tras el lanzamiento del CITIGOᵉ iV y del SUPERB iV, la gama de productos de la nueva submarca ŠKODA iV incorporará más de diez modelos electrificados para finales de 2022.

ŠKODA CITIGOe iV: autonomía sin emisiones de hasta 253 km

El ŠKODA CITIGOe iV es el primer vehículo de serie totalmente eléctrico en los 125 años de historia del fabricante checo. Con un motor eléctrico de 61 kW (82cv), el veloz coche urbano fabricado en la ciudad eslovaca de Bratislava ofrece una conducción sin emisiones y es muy divertido gracias a su entrega inmediata de un par motor máximo de 212 Nm. Su bajo centro de gravedad, posible gracias a la integración de la batería de tracción en el suelo del chasis, contribuye también al manejo reactivo del CITIGOe iV. La batería de iones de litio de 36,8 kWh de capacidad, de los que pueden usarse 32,3 kWh, permite una autonomía real de hasta 253 km – suficiente para dar respuesta a las exigencias de un entorno urbano.

La gama de modelos ŠKODA CITIGO, lanzada en 2011, trajo un nuevo concepto de movilidad individual especialmente orientado a la ciudad. En la línea de sus antecesores, el ŠKODA CITIGOᵉ iV, es un vehículo perfecto para una vida activa en la ciudad del siglo XXI y la solución de movilidad ideal para un público joven y urbano. Limpio, ágil, espacioso y totalmente eléctrico, representa la última evolución del coche pequeño, que ahora integra, por primera vez en ŠKODA, la movilidad sin emisiones.

A pesar de medir apenas 3.597mm de largo y 1.645mm de ancho, el ŠKODA más pequeño también ofrece un interior espacioso para cuatro ocupantes. Y es que, al tratarse de un coche eléctrico y no tener túnel de transmisión central, puede aprovechar espacios que no disponibles para las variantes de combustión interna. De esta forma, sus ocupantes pueden disfrutar de unas dimensiones especialmente cómodas pese al tamaño exterior del coche. Es un vehículo perfecto para una vida activa en la ciudad del siglo XXI.

El primer coche totalmente eléctrico de ŠKODA

El CITIGOe iV con tracción delantera es el primer vehículo de serie totalmente eléctrico de ŠKODA, y está equipado con un motor eléctrico de 61 kW (82 CV) de potencia. Este se combina con una caja de cambios de una sola velocidad integrada en el motor transmite la potencia a las ruedas delanteras. Esto reduce las pérdidas mecánicas y permite un mayor nivel de eficiencia que una transmisión convencional. Un potenciador de frenos electromecánico, que permite regular la fuerza de frenado de forma más rápida y precisa, ayuda a garantizar unos excelentes valores de frenado.

El CITIGOe iV ofrece a su conductor la elección entre tres modos de conducción distintos. En modo Normal, los conductores tienen acceso a la máxima potencia de 61 KW y un par motor de 212 Nm, que está inmediatamente disponible – una característica típica de los motores eléctricos. Esto significa que el breve impulso de 60 km/h a 100 km/h solo requiere 7,3 segundos, mientras que el coche puede esprintar de 0 a 100 km/h en 12,3 segundos. La velocidad punta es de 130 km/h. En modo Eco, la electrónica limita la entrega a 50 kW y un par motor de 167 Nm. Así, el coche es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 14,3 segundos, y su velocidad punta es de 120 km/h. El rendimiento del aire acondicionado también se ajusta ligeramente en modo Eco. El ŠKODA CITIGOe iV alcanza su máxima eficiencia cuando se conduce en modo Eco+: la unidad de aire acondicionado se desactiva y se restringe la entrega del motor a 40 KW y 133 Nm de par motor, lo que se traduce en una velocidad punta de 95 km/h.

Autonomía sin emisiones de 253 km

La batería de iones de litio del ŠKODA CITIGOe iV tiene una capacidad de 36,8 kWh, de los que pueden utilizarse 32,3 kWh. La batería de 60 Ah consiste en 168 celdas y mide 1,1×1,7 m. Con una altura de tan solo 30 cm, está integrada de forma compacta en el suelo del chasis debajo de los asientos y del túnel de transmisión. Como consecuencia, el CITIGOe iV tiene un centro de gravedad más bajo que los CITIGOs equipados con motor de combustión, lo cual tiene un efecto positivo en las características de conducción del veloz urbano pequeño. La avanzada electrónica de control gestiona la interfaz entre la batería de tracción de alta tensión y el motor eléctrico, lo que permite optimizar el consumo de energía del vehículo. De esta forma, el ŠKODA CITIGOe iV alcanza una autonomía real de hasta 253 km (en ciclo WLTP) cuando circula en modo Eco+.

Sin embargo, cuando sea necesario, la batería puede recargarse al 80% de capacidad en 1 hora usando un cable CCS (Sistema de Carga Combinada) conectado a un cargador rápido DC de 40 kW. Usando un punto de recarga de 7,2 kW CA, la batería puede cargarse al 80% en 4 horas y 8 minutos, o en 12 horas y 37 minutos si se emplea una estación de carga doméstica de 2,3 kW.

Un aspecto único y equipamientos exclusivos

El ŠKODA CITIGOe iV se comercializa exclusivamente con el nivel de acabado Style, y se ofrece con un interior renovado, innovadoras soluciones digitales y numerosas opciones de personalización. Por fuera, el primer ŠKODA totalmente eléctrico tiene un aspecto marcadamente distinto del de los modelos CITIGO con motores de combustión interna, especialmente su parte frontal. La parrilla del radiador típica de ŠKODA es del mismo color de la carrocería; el parachoques situado debajo también ha sido rediseñado. El coche incorpora luces antiniebla y luces diurnas LED de serie; la función de curva es opcional. Los intermitentes están integrados en las carcasas de los retrovisores, que son o bien negras o bien del color de la carrocería.

En el interior, el panel de instrumentos negro y la zona encima de este en plata han sido rediseñados. El CITIGOe iV es especialmente cómodo y seguro para un vehículo de su tamaño. El equipamiento incluye de serie incluye airbags frontales y laterales para el conductor y el acompañante, dirección asistida Servotronic, Lane Assist, sistema de aire acondicionado Climatronic, llantas de aleación de 16”, adaptador de carga rápida (CSS Combo 2), cargador bloqueo central remoto y numerosas opciones de conectividad.

Además, viene con iluminación ambiental en el salpicadero, retrovisores calefactados regulables eléctricamente, así como revestimiento de cuero para el volante multifuncional, la palanca de cambios y el freno de mano. También incorpora un sensor de luces y lluvia de serie y lunas laterales antitérmicas. Es posible acceder de forma cómoda y remota al CITIGOe iV mediante los servicios móviles online ŠKODA Connect. La app Move&Fun también ofrece una nueva función: el e-Manager muestra la autonomía restante así como el flujo de energía en el coche y la energía recuperada. Usando la app, también puede programarse la carga y el aire acondicionado.

ŠKODA SUPERB iV: dinámico y sostenible

Eficiente, dinámico y con toda la elegancia y estilo del buque insignia de la marca de Mladá Boleslav. El nuevo SUPERB iV es el primer modelo ŠKODA que incorpora tecnología híbrida enchufable, y permite una autonomía puramente eléctrica de hasta 57 km. Esto lo hace ideal para los trayectos cortos o para recorrer la “última milla” en ciudad, por ejemplo, lo que lo convierte en un modelo especialmente respetuoso con el medio ambiente sin por ello sacrificar el alto rendimiento típicamente asociado con el modelo insignia del fabricante checo. Además, incorpora las típicas características de los vehículos ŠKODA, así como multitud de equipamientos y tecnología de última generación, que lo distinguen del resto de modelos de la gama.

Desde su lanzamiento al mercado en 1934, el SUPERB ha sido sinónimo de innovación, al incorporar, generación tras generación, las principales novedades de la industria automóvil. La versión actualizada de la tercera generación del SUPERB no es ninguna excepción: el SUPERB iV, que empezó a producirse en la planta de Kvasiny el pasado mes de septiembre, es el primero de una nueva gama de modelos electrificados, interconectados y sostenibles, y supone un paso decidido hacia una nueva era de movilidad eléctrica.

Propulsión híbrida: sostenibilidad y alto rendimiento

El ŠKODA SUPERB iV monta un motor eléctrico tiene una potencia de 85 kW combinado con motor de gasolina 1.4 TSI con una entrega de 115 kW (156 CV), y se ofrece con tres modos de conducción distintos, E, Híbrido y Sport. En modo E, el SUPERB iV es propulsado únicamente por el motor eléctrico. Puede desplazarse prácticamente en silencio y acelerar de 0 a 60 km/h en 5 segundos. En modo Híbrido, la combinación de un motor de gasolina con un motor eléctrico ofrece una movilidad particularmente respetuosa con el medioambiente sin por ello comprometer el rendimiento del coche. Ambas unidades de potencia funcionan de forma conjunta y su interacción se controla de electrónicamente. Esto resulta en un consumo combinado de 1,5 litros de gasolina a los 100 km, y de 14,0 a 14,5 kWh a los 100 km, lo que equivale a unas emisiones de CO2 de entre 33 y 35 g/km.

En modo Sport, el motor eléctrico y el motor de gasolina se combinan para ofrecer unos impresionantes 160 kW (218 CV) de potencia. En este caso, la potencia del motor eléctrica actúa como impulso adicional, proporcionando una conducción especialmente dinámica. Esto significa que el coche puede acelerar de 0 a 100 km/h en 7,7 segundos, con una velocidad punta de 224 km/h. Los parámetros del vehículo, como la dirección, la transmisión DSG de 6 velocidades – que viene de serie e incorpora un tercer embrague que hace de enlace entre el motor de gasolina y el motor eléctrico – y el Control de Chasis Dinámico (DCC), que también viene de serie, también se cambian a su modalidad más deportiva.

Autonomía máxima de 930 km o 55 km en conducción totalmente eléctrica

El ŠKODA SUPERB iV está equipado con una batería con una capacidad de 37 Ah y 13 kW de energía, además de un depósito de gasolina con una capacidad de 50 litros. En función de la situación y del modo de conducción seleccionado, estos funcionan de forma individual o en pareja, y combinan los beneficios de un motor eléctrico y de un motor de combustión. Consecuentemente, con una batería completamente cargada y el depósito lleno de combustible, los conductores del SUPERB iV que se vayan de viaje de negocios en el coche de empresa, o de vacaciones con su familia, pueden recorrer hasta 930 km sin parar a repostar.

Además, el ŠKODA SUPERB iV puede recargar o mantener el nivel de carga de la batería durante la conducción cuando se utiliza el motor de gasolina y la función de recuperación de energía de frenada. Esto permite a los conductores cubrir “la última milla” de un viaje más largo, en ciudad, por ejemplo, funcionando con propulsión totalmente eléctrica. De este modo, puede recorrer 57 km sin emisiones de ningún tipo (en ciclo WLTP).

Equipamientos y sistemas de asistencia exclusivos

El ŠKODA SUPERB iV se distingue del resto de modelos de la gama. Viene de serie con una pantalla multifunción a color Maxi DOT. El sistema de navegación de serie Amundsen, con su pantalla de 8 pulgadas, y el sistema opcional Columbus opcional, con pantalla de 9,2 pulgadas, pueden combinarse con una Cabina Virtual de 10,25 pulgadas (de serie con el sistema Columbus). Cuentan con una eSIM incorporada y están siempre online gracias al servicio de datos incluido.

El primer híbrido enchufable del fabricante de Mladá Boleslav también equipa numerosos sistemas de asistencia. Dos de estos están exclusivamente reservados para el ŠKODA SUPERB iV. El primero es el Trailer Assist, que facilita el estacionamiento en marcha atrás con un remolque. El segundo sistema es el Area View, que utiliza cuatro cámaras para que el conductor tenga una visión panorámica 360º en la pantalla central, hecho que facilita el estacionamiento o las maniobras en calles estrechas. Además, dpara garantizar que los peatones y ciclistas oigan al SUPERB iV aproximándose a tiempo, el modelo incorpora un generador de sonido E-noise que crea un sonido único e inmediatamente reconocible.

La variante SUPERB iV está disponible con los niveles de acabado Ambition y Style, así como para el SUPERB SPORTLINE y el modelo tope de gama SUPERB L&K.

ŠKODA KAMIQ G-TEC y ŠKODA SCALA G-TEC: propulsión limpia a menor coste

Como parte de los esfuerzos de ŠKODA para reducir las emisiones de CO2, el GNC jugará un papel clave en la oferta de sistemas de propulsión de la marca durante los próximos años. Los modelos ŠKODA G-TEC son cada vez más populares debido a su bajo nivel de emisiones y el precio comparativamente bajo del GNC en muchos países. Tras la introducción del OCTAVIA G-TEC en 2015, la marca checa empieza el 2020 con el lanzamiento del KAMIQ y el SCALA G-TEC, las versiones de gas natural (GNC) de los modelos más recientes de ŠKODA. Ambos se integran así en la clara apuesta de la marca por el desarrollo de este combustible alternativo, cuyo uso está cada vez más extendido en España.

En 2019, ŠKODA lanzó el SUV urbano KAMIQ y el compacto SCALA, dos modelos completamente nuevos y equipados con numerosas innovaciones que los situaron de inmediato como referentes en sus respectivos segmentos. EL KAMIQ ofrece todas las ventajas típicas de un SUV, como la posición elevada de los asientos y la buena visibilidad de la carretera, con el manejo ágil de un compacto, lo que lo convierte en el vehículo ideal para los trayectos urbanos. Por su parte, el SCALA redefinía por completo el segmento compacto en términos de tecnología, seguridad y diseño, siendo el primero modelo ŠKODA en integrar los avances en materia de lenguaje de diseño de la marca, con un interior futurista basado en el prototipo VISION RS. Ahora, las variantes G-TEC KAMIQ y del SCALA refuerzan su perfil innovador con un nuevo propulsor de gas natural.

Motor específicamente diseñado para funcionar con GNC

El SCALA G-TEC y el KAMIQ G-TEC montan un motor 1.0 TGI con una potencia de 66 KW (90 CV), que se combina con transmisión manual. El propulsor ha sido específicamente diseñado para funcionar con gas natural ecológico. Comparado con el 1.0 TSI de serie, y para permitirle funcionar con GNC, el 1.0 TGI ha sido equipado con distintas levas de entrada y escape, un cabezal de cilindro revisado, una nueva toma de inducción, un regulador electrónico de la presión del gas, así como toberas de inyección especiales adaptadas para funcionar con GNC, y válvulas de escape especialmente resistentes a las altas temperaturas. Además, como la combustión de GNC es limpia y no produce partículas, no hay necesidad de filtro. Todas estas innovaciones permiten al 1.0 TGI funcionar sin que se produzcan pérdidas de rendimiento significativas, manteniendo la dinámica de conducción y los valores de aceleración propios de propulsores alimentados por carburantes convencionales.

Consumo optimizado para una mayor autonomía

Los vehículos que funcionan con GNC son tan capaces de asumir trayectos urbanos como viajes más largos por carretera, gracias a su gran autonomía. Ambos modelos disponen de tres tanques de GNC de acero y un depósito de gasolina de nueve litros, permitiéndoles ir cambiando de un carburante en otro en función de la situación de conducción, garantizando así un consumo optimizado. Además, los modelos G-TEC pueden repostar tan fácil y cómodamente como los modelos de gasolina o diésel, gracias a la creciente red de gasolineras que ofrecen la posibilidad de repostar con gas natural.

El cambio entre los modos de gasolina y GNC ocurre de forma automática, sin que el conductor tenga que hacer nada. El motor arrancará en modo gasolina con temperaturas exteriores por debajo de los -10ºC o si el sistema de GNC se queda sin combustible hasta el punto de que la presión dentro del depósito cae por debajo de los 11 bar. El depósito de gasolina también actúa como reserva de combustible, en caso de que no haya una gasolinera con GNC al alcance del vehículo. De esta forma tanto el KAMIQ como el SCALA G-TEC disponen de una impresionante autonomía de 410 kilómetros funcionando únicamente con GNC y de 220 km con gasolina, para una autonomía total combinada de 630 km en ciclo WLTP.

Todas las posibilidades del SCALA y el KAMIQ, al alcance de sus variantes de GNC

El propulsor de GNC está disponible con los acabados Active, Ambition y Style del KAMIQ G-TEC y el SCALA G-TEC. Ambos modelos están basados en la plataforma MQB-A0 del Grupo Volkswagen, y una alta funcionalidad a bordo, una conducción ágil, una conectividad de vanguardia y una oferta tecnológica de vanguardia que incluye numerosos sistemas de seguridad y asistencia de serie, como Front Assist y Lane Assist, así como sistemas opcionales como el Side Assist y el Control de Crucero Adaptativo (ACC), disponibles a partir del acabado Ambition.

Los dos modelos G-TEC disponen de sistema de aire acondicionado Climatronic (de serie en el KAMIQ, opcional en el SCALA) y sensor de aparcamiento (de serie en el SCALA, opcional en el KAMIQ). A partir del acabado Ambition, ambos modelos están equipados con un volante multifunción. El acabado Style incluye faros traseros Full LED con intermitentes dinámicos y el sistema de entrada sin llave KESSY. Además, el SCALA puede equiparse con un techo panorámico, de serie también con el acabado Style. Finalmente, el KAMIQ se ofrece con el paquete Full LED de serie, que incluye faros delanteros Full LED, faros antiniebla y sensor de lluvia, además de retrovisores plegables.

 

SKODA presenta su gama ECO 2020

Categoría: Berlina mediaCompactoEléctricoFamiliarGNCHíbrido Plug-inNovedadesSegmentoSUV-BSUV-CUrbano
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.