El motor

El motor de gasolina 2.9 V6 Bi-Turbo de 510 CV se combina por primera vez con el innovador sistema de tracción total Q4, lo que garantiza prestaciones, tracción, placer de conducción y seguridad inigualables en todas las situaciones. En condiciones normales, el sistema Q4 transfiere el 100 % de par motor al eje trasero. A medida que las ruedas se acercan a su límite de agarre, el sistema transfiere hasta el 50 % de par al eje delantero en tiempo real, por medio de una caja de transferencia activa.

En particular, la arquitectura del sistema Q4 incluye una caja de transferencia activa y un diferencial delantero diseñados para satisfacer los requisitos técnicos específicos de Alfa Romeo, lo que implica la gestión de rápida respuesta de los altos niveles de par, con una configuración compacta y ligera. La caja de transferencia activa hace uso de la tecnología avanzada de embrague activo para ofrecer una conducción extraordinariamente dinámica combinada con una buena economía de combustible. El actuador integrado de última generación brinda una alta velocidad de respuesta y una distribución de par precisa, en consonancia con el ajuste del modo de conducción seleccionado Alfa DNA Pro.

El sistema Q4 supervisa continuamente numerosos parámetros para optimizar la distribución de par entre los dos ejes, en función de lo que el vehículo está haciendo y de cuánto agarre ofrece la superficie del pavimento. Esta tecnología puede predecir la pérdida inminente de agarre procesando los datos que recibe de la aceleración lateral y longitudinal, del ángulo del volante y de los sensores de derrape. En condiciones normales, el Stelvio Quadrifoglio con sistema Q4 actúa como un vehículo de tracción trasera, con el 100 % de par enviado al eje trasero. A medida que las ruedas se acercan a su límite de agarre, el sistema transfiere hasta el 50 % de par al eje delantero mediante una caja de transferencia específica. Para modular la distribución de par con la máxima velocidad, el sistema utiliza un alto grado de deslizamiento mecánico entre los dos ejes, lo que se traduce en un control líder en su clase en términos de tracción y estabilidad direccional en curva.

 

PRUEBA: ALFA ROMEO STELVIO Quadrifoglio. Espíritu deportivo

Categoría: 4x4DeportivoPortadaPruebasSegmentoSUV-C
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.