Diseño

Las características deportivas del nuevo BMW Serie 5 Touring son resultado de una tecnología de chasís de nueva construcción y una reducción de peso. Como parte del equipamiento de serie se incluye una suspensión neumática en el eje trasero con control automático de altura. De manera opcional, ofrece la suspensión electrónica, el sistema Adaptive Drive con barras estabilizadoras dinámicas, la dirección activa integral disponible ahora en combinación con xDrive y la suspensión deportiva M, junto con una altura rebajada 10 milímetros.

Los elementos laterales de la suspensión y el portón del maletero están fabricados ahora en aluminio. La aleación ligera está fuertemente implementada en numerosos componentes del chasís, así como en la carrocería. En combinación con la tecnología eficiente de motores y las propiedades aerodinámicas optimizadas, se ha podido lograr una reducción de los valores de consumo y emisiones de hasta un 11% en comparación con los modelos anteriores.

El diseño de la carrocería del nuevo BMW Serie 5 Touring simboliza la combinación de deportividad y versatilidad. La vista frontal está marcada por contornos precisos. Los faros LED de serie se extienden hasta los riñones de BMW que destacan hacia el frente. En su vista lateral, la geometría del automóvil se combina con proporciones armoniosas. La línea alargada del techo le confiere al nuevo BMW Serie 5 Touring un aspecto deportivo, con terminación en el pilar D. El cristal trasero está rodeado por un alerón en el techo con luz adicional de freno integrada con deflectores laterales de aire. El ancho de la carrocería se ve destacado en la parte inferior por las líneas horizontales y las luces traseras en forma de L, que se extienden hasta las zonas laterales.

En BMW quieren jugar a aquello del “lobo con piel de cordero” con este M550d xDrive. Es cierto que su diseño exterior no es nada estrambótico, de hecho a ojos de alguien poco entendido seguramente no llame la atención este coche. Pero su distinción dentro de la gama Serie 5 es palpable. El paragolpes delantero es el elemento que da el toque deportivo al frontal. En las tomas de aire laterales del paragolpes BMW ha instalado unos apliques que ha pintado en un color gris denominado “Cerium Grey”.

Ese mismo color lo encontramos en los espejos retrovisores y en la pequeña salida de aire que hay tras los pasos de rueda delanteros. Las llantas de 19 pulgadas tienen un diseño de cinco radios dobles que se ensanchan en la zona más alejada del centro. Detrás de ellas, los frenos con pinzas azules remarcan el carácter deportivo de esta berlina diésel. Detrás también es el paragolpes el que se encarga de aportar una mayor diferenciación. En él se integran las dos colas de escape rectangulares.

Diseño

Interior y vida a bordo

En marcha

Acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA: BMW M550d xDrive Touring. Deportivo y diésel

Categoría: 4x4Berlina grandeDeportivoPortadaPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.