Diseño

Ya de serie, el Audi Q2 es un SUV con un carácter muy distintivo. La arquitectura en forma de cuña y las líneas precisas de la carrocería, la cabina plana, la hendidura poligonal en los flancos y los blades en color gris titanio mate de los pilares C le otorgan un aspecto inconfundible. Para el SQ2, Audi ha perfeccionado aún más el diseño exterior. El frontal ya deja claro el posicionamiento del vehículo, con ocho barras verticales dobles que dividen la gran parrilla Singleframe octogonal. Un splitter frontal une los bordes exteriores de las dos entradas de aire para subrayar la anchura de la parte delantera del SQ2. Los faros LED de serie y las luces traseras LED con intermitentes dinámicos generan una característica firma lumínica con forma de flecha.

Detalles llamativos también acentúan los laterales y la parte trasera. Las taloneras en la zona inferior de las puertas cuentan con un marcado contorno; las carcasas de los espejos retrovisores exteriores lucen un acabado de apariencia de aluminio brillante. El gran spoiler en el techo proporciona la carga aerodinámica necesaria, y el difusor trasero integra cuatro salidas de escape. La paleta de colores para la carrocería incluye el blanco ibis de serie, y los colores opcionales amarillo vegas, azul ara, gris daytona, plata florete, blanco glaciar, naranja coral, negro mythos, gris quantum y rojo tango.

Audi ofrece dos paquetes para el SQ2. Con el paquete óptico de estilo negro/gris, la parrilla Singleframe, las rejillas de las entradas de aire y el difusor están acabados en negro/gris. El paquete exterior del SQ2 también aplica un acabado negro a las carcasas de los espejos retrovisores, a los blades en los pilares C y a las salidas de escape. El spoiler del techo cuenta con un contorno especial y logotipos quattro adornan las puertas.

Con un coeficiente aerodinámico de 0.34, el Audi SQ2 se desliza fácilmente a través del viento. El nivel de ruido a bordo se mantiene en niveles muy bajos gracias a la optimización de la carrocería para reducir vibraciones, y al alto nivel de competencia de Audi en aeroacústica. Una estructura de aceros conformados en caliente, que combinan una extremada rigidez con un peso reducido, forma la columna vertebral de la resistente célula del habitáculo y permite, a su vez, la elevada rigidez de la que hace gala la carrocería.

El sistema Audi drive select de serie permite al conductor elegir entre los perfiles auto, comfort, dynamic, efficiency e individual. Utiliza estos perfiles para controlar el funcionamiento de la dirección, el cambio S tronic de siete velocidades y los sistemas adicionales. Un botón permite al conductor ajustar el Control Electrónico de Estabilización (ESC) al modo off-road, o desactivarlo por completo. El sistema Hold-assist de ayuda al arranque en pendiente está disponible de serie. La gama de ruedas de Audi y Audi Sport disponibles ofrece una selección de diez diseños y tamaños. De serie, el SQ2 equipa llantas de 19 pulgadas con neumáticos 235/40. Los grandes discos de freno tienen un diámetro de 340 mm en el eje delantero, y de 310 mm en el eje trasero. Son particularmente resistentes, y las pinzas –que opcionalmente pueden ir pintadas en color rojo en vez de negro– cuentan con el logotipo S.

El diseño interior es una continuación de las líneas tensas y progresivas de la carrocería, y utiliza colores y materiales que ponen acento en su carácter deportivo. La tapicería del techo, los pilares y los asientos vienen de serie en color negro. Las inserciones decorativas en el salpicadero son de aluminio cepillado en acabado mate. Los pedales y el reposapiés están hechos de acero inoxidable, y los umbrales de las puertas iluminados incluyen el logotipo deportivo S. Los diales de la instrumentación son de color gris, con las agujas blancas. La pantalla del MMI y el display en la instrumentación o en el Audi virtual cockpit muestran pantallas de inicio específicas S al conectar el encendido.

Los asientos del Audi SQ2 están tapizados de serie con una combinación de piel y tejido. Opcionalmente están disponibles en una combinación de piel y Alcantara, o en cuero Nappa fina. Bandas decorativas, costuras de contraste en rojo y gris y logotipos S en relieve completan las posibilidades de personalización. Además del negro, la tapicería en cuero Nappa fina está disponible en dos colores (negro y rojo) con un patrón de rombos. Opcionalmente se ofrecen dos posibilidades para las inserciones decorativas: un acabado en rojo anodizado y la versión iluminada con el paquete de iluminación ambiental, que incluye diez tonos. Otras opciones son las salidas de aire con los biseles interiores en rojo y el volante con levas para el cambio de marchas achatado en su parte inferior.

El paquete interior SQ2 reúne estas tres características: salidas de ventilación con biseles en rojo, asientos en cuero Nappa fina con dos colores y paquete de iluminación ambiental con inserciones iluminadas. También existen alfombrillas específicas, y un acabado especial para la llave, en ambos casos con el logo SQ2.

Diseño

Interior y vida a bordo

En marcha

Acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

 

PRUEBA: AUDI SQ2 TFSI quattro. Inetiquetable…

Categoría: 4x4CompactoCrossoverPortadaPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.