Diseño

Al igual que todos los modelos que salen de la sede de BMW M GmbH en Garching, su diseño es específico de M y basado en la función. Por ejemplo, el recién diseñado paragolpes delantero, con sus entradas
de aire de mayor tamaño, tiene la tarea de mantener los sistemas de refrigeración y los frenos suficientemente alimentados con aire de refresco, incluso en su exhaustivo uso en circuito. El vehículo presenta una anchura de vía mayor que su predecesor, y los paneles laterales delanteros (fabricados en aluminio para ahorrar peso) llevan las características branquias M. El capó, cuyas líneas precisas esculpen una imagen precisa y se extienden visualmente hacia la forma del techo, también está fabricado en aluminio.

En un BMW M5, el techo está fabricado con un plástico extremadamente ligero, de alta resistencia y reforzado con fibra de carbono (CFRP). El aspecto del difusor trasero también se ha rediseñado por completo. Junto con los faldones laterales, el faldón trasero M y el alerón trasero M confieren al BMW M5 un aspecto deportivo, y los retrovisores exteriores presentan un diseño dinámico y específico para M. La toma de aire central con forma hexagonal situada en la parte delantera no solo está claramente separada de las entradas de aire laterales, sino que, como otro ejemplo de que la forma sigue a la función, también incorpora el sistema de refrigeración del aceite.

El interior se centra directamente en el conductor; aquí, el lema principal es el control absoluto en cualquier situación de conducción. A su vez, el BMW M5 ofrece espacio para hasta cuatro pasajeros, un maletero de grandes de mensiones y un excelente confort de marcha. Como vehículo deportivo de altas prestaciones y berlina ejecutiva en uno, combina lo mejor de ambos mundos.

La exclusividad del nuevo BMW M5 Competition se ve reforzada por una selección de detalles de diseño específicos del modelo. El acabado Shadow Line de alto brillo de BMW Individual se complementa con el uso discreto del negro brillante para el borde de la parrilla con forma de riñón, la malla decorativa de las branquias BMW M en los paneles laterales delanteros, el embellecedor del parachoques trasero y las cubiertas de los espejos retrovisores exteriores. Otra característica especial son las manillas de puertas, que están pintadas en el color de la carrocería. El alerón trasero y la insignia de la tapa del maletero “M5”, a la que se añade el anagrama “Competition”, también vienen en negro brillante.

En el interior, los cinturones de seguridad negros con un discreto patrón con líneas en los colores de BMW M GmbH, además de alfombrillas con la trama específica del modelo, así como el logotipo “M5”, apuntan al carácter exclusivo del nuevo BMW M5 Competition. Otro identificador distintivo es el gráfico “M Competition” que aparece en el cuadro de instrumentos para dar la bienvenida al conductor mientras se lleva a cabo el arranque.

El nuevo BMW M5 se puede pedir en una gran variedad de colores exteriores, aunque algunos de los cuales están reservados exclusivamente para el BMW M5. Entre los nuevos colores añadidos se incluye el Marina Bay Blue metalizado, con una intensa tonalidad en azul. Los acabados mate como Frozen Dark Silver y Frozen Arctic Grey se pueden pedir de forma opcional. En el interior del vehículo, las exclusivas aplicaciones de aluminio con estructura de carbono aportan un detalle visual especialmente deportivo.

Diseño

Interior y vida a bordo

En marcha

Acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA: BMW M5 Competition. Hipervitaminado y supermineralizado!

Categoría: 4x4Berlina grandeDeportivoPortadaPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.