Interior y vida a bordo

El interior se ha diseñado para conectar al conductor con el coche en todos los puntos de contacto. Este concepto está dedicado a las personas que realmente aman los coches. El exclusivo volante “N” garantiza que el conductor tenga el 100% del control de todas las características de rendimiento de conducción. En el lado izquierdo del volante se pueden seleccionar tres modos de conducción estándar: Normal, Sport y Eco. A la derecha, el conductor tiene acceso directo al botón N con forma de bandera de cuadros para accionar el modo N o para acceder al ajuste personalizado, visible en la pantalla de navegación. Para un mejor control de las revoluciones por minuto (RPM), el Rev Matching también se puede activar directamente desde el volante mediante un botón situado justo encima del botón N. El volante está confeccionado con costuras en azul N y adornado con el logotipo N en la parte inferior. La palanca de cambios también cuenta con una franja en azul para mantener la coherencia de color. En la parte superior de la palanca, el pomo en forma de bola también luce la insignia N.

El i30 N incluye conectividad mediante Apple CarPlay y Android Auto. Ambos sistemas permiten a los usuarios conectar sus dispositivos para controlar la música, el teléfono o las funciones de navegación en la pantalla del vehículo. La conectividad fluida y sin interrupciones permite que los conductores y pasajeros estén siempre conectados mientras permanecen atentos a la carretera. Hyundai Motor también ofrece un dispositivo de carga inalámbrica para teléfonos móviles (estándar Qi) y siete años de suscripción gratuita a LIVE Services. LIVE Services ofrece información actualizada sobre el tiempo, el tráfico o los radares y permite realizar búsquedas online de puntos de interés.

El Asistente de Frenada de Emergencia (FCA) incluida en el i30 N funciona en tres etapas utilizando sensores de cámara. En primer lugar, advierte al conductor mediante señales visuales y acústicas. En una segunda etapa controla los frenos de acuerdo con el peligro de colisión y, en una tercera fase, aplica la máxima fuerza de frenado para evitar la colisión o minimizar el daño si el impacto es inevitable.

El Asistente de Mantenimiento de Carril (LKA) detecta la posición del vehículo y alerta al conductor sobre movimientos inseguros a velocidades superiores a 60 km/h. Si el sistema percibe que el coche invade el carril contiguo sin la acción consciente del conductor, emite señales acústicas y visuales y, en caso necesario, toma el control de la dirección para situar al vehículo en una posición segura. Las señales de velocidad de la carretera son reconocidas inmediatamente por la Advertencia de límite de velocidad inteligente (ISLW), que proyecta el límite de velocidad en tiempo real. La información se muestra en la pantalla del sistema de navegación y en el panel de instrumentos TFT.

Un Asistente de Luces Largas (HBA) detecta tanto los vehículos que se aproximan en sentido contrario como los que circulan en el mismo carril por la noche y cambia a luces cortas cuando sea necesario para evitar deslumbramientos. El HBA vuelve a activar automáticamente las luces largas y, por tanto, incrementa la zona de visión del conductor tan pronto como detecta la ausencia de otros vehículos.

Diseño

Interior y vida a bordo

En marcha

Acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA: Hyundai i30 N. Saca el rebelde que llevas dentro

Categoría: CompactoDeportivoPortadaPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.