Advertisement

Toyota RAV4 hybrid Feel! Edition: versión súper equipada desde 34.050 euros

Ante los comentarios vertidos por algunos políticos sobre la viabilidad de los motores diésel, en revistadelmotor.es hemos creído necesario ver si merece seguir confiando en el diésel o mirar la tecnología híbrida-eléctrica como una opción válida. ¡Empezamos!

¿Qué debo comprar?

Antes de nada, hay que analizar el uso que vamos a darle al vehículo que vamos a comprar. El diésel, es un motor diseñado y optimizado para su uso en carretera, en trayectos largos. Los trayectos cortos, urbanos y donde no se alcanza una temperatura óptima de funcionamiento del motor, lleva a que se produzcan fallos en los sistemas antipolución (filtros antipartículas, trampas de NOx, catalizadores, caudalímetros, válvulas EGR… Por contra la tecnología híbrida-electrica, diseñada para ser utilizada principalmente en la ciudad, no tiene esos problemas asociados a un uso urbano, ya que cuenta con un motor eléctrico que suele iniciar la marcha y que también sostiene la velocidad del vehículo por si mismo, en unas condiciones concretas, dejando al motor de explosión para cuando necesitamos potencia o para circular por carretera.¿Cómo debo comprarlo?

¿Que motor consume más?

Aunque parezca una perogrullada, depende. Un híbrido tiene una ventaja clara en la ciudad por el uso del motor eléctrico. Los diésel consumen más en ciudad, pero su ventaja está claramente en los trayectos en carretera. Vamos a poner un ejemplo usando los datos de consumo homologado de dos vehículos tipo. Vamos a coger el compacto híbrido más vendido, el Toyota Auris híbrido-eléctrico y el compacto más vendido en España, el Seat León TDI. En el caso del León, vamos a elegir la versión 1.6 TDI de 115 CV y caja de cambios automática DSG. ¿Porque no coger una versión más potente? la siguiente versión tiene 150 CV, claramente superior al Toyota Auris híbrido-eléctrico, por lo que vamos a elegir una versión más cercana al rendimiento del modelo nipón.

A pesar de la diferencia de peso, las prestaciones son muy similares: 180 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 10,7 segundos para el caso del Toyota Auris híbrido-eléctrico y 197 km/h y una aceleración de 9,7 segundos para el León 1.6 TDI DSG. No estamos antes una comparativa de quién corre más, sino de quién consume menos. Con estos dos modelos, veamos cuáles son los consumos homologados:

Toyota Auris Híbrido 140 CV: Consumos homologados.

Consumo urbano4,2 l/100 km
Consumo extraurbano4,1 l/100 km
Consumo medio3,9 l/100 km
Emisiones de CO₂90 gr/km
Normativa de emisionesEuro 6W

SEAT León 1.6 TDI 115 CV S&S DSG. Consumos homologados

Consumo urbano
4,3 l/100 km
Consumo extraurbano
3,8 l/100 km
Consumo medio
4,7 l/100 km
Emisiones de CO₂
108 gr/km
Normativa de emisionesEuro 6W

Como podemos observar, los datos de consumos son muy parejos. Lógicamente, a estos consumos habrá que sumarles nuestra pericia con el acelerador para que sean más realistas, pero nos dan una indicación del potencial de ambas mecánicas. Por un lado, vemos que los nuevos sistemas de ahorro de combustible que se han incorporado a los motores diésel han funcionado, reduciendo el consumo, sobre todo en ciudad, que era uno de sus talones de Aquiles. En este caso y gracias al sistema Stop&Start, el consumo se queda en 4,3 litros cada 100 km, medio litro menos del consumo en carretera (4,7 litros) a 90 km/h. Como  veis, la tecnología también sirve para mejorar un motor que no está diseñado para la ciudad.

Por contra, con el híbrido-eléctrico vemos que la ventaja del motor eléctrico es definitiva. El Toyota Auris híbrido-eléctrico mejora la media de consumo urbano del León diésel, donde podemos decir que nosotros, en nuestras pruebas, hemos llegado a medir consumos de 3,4 litros cada 100 km. Todo gracias a una tecnología híbrida-eléctrica de Toyota que está especialmente bien optimizada para su uso en ciudad. Pero donde el Toyota Auris consigue un consumo espectacular es en carretera, quedando a tan solo una décima del Seat León. Todo un éxito en un ensayo de consumo, el WLTP, que es más realista (no más real) que el anterior ciclo de homologación NEDC. Otros de los aspectos más interesantes de las emisiones es que el Toyota Auris híbrido-eléctrico consigue otro hito, que es dejar la cifra del CO2 en tan solo 90 gramos por cada kilómetro. Recordamos que las emisiones del CO2 son superiores en un motor de gasolina, pero el motor Toyota de gasolina de ciclo Atkinson es especialmente eficiente.

Como podéis ver, en el tema de los consumos homologados hay bastante igualdad. Pero aún hay elementos y ventajas de uno u otro que tenemos que comentar, como las que son propias de la circulación, como las etiquetas de la DGT. en el caso de los híbridos-eléctricos, este distintivo medioambiental permite a los híbridos estar exentos de las restricciones de circulación de las grandes ciudades. Dependiendo de la fase de restricción, incluso podemos circular por los carriles VAO, estacionamiento de precio reducido en las zonas SER de las grandes ciudades, reducción del impuesto de matriculación o del impuesto de vehículos a motor. El diésel seguirá pudiendo entrar en las ciudades, pero a partir de 2020 los diésel posteriores a 2014 (Euro 6 y posteriores) podrán circular por el centro siempre que sea para aparcar en garaje subterráneo o privado. Los modelos de gasolina anteriores a 2000 y diésel matriculados antes de 2006 no podrán circular por el centro en 2020. Como veis, los Euro6 son coche plenamente vigentes, aunque vivas en el centro.

Cada vehículo tiene un claro ámbito de uso. El diésel es mucho mejor para la carretera, para hacerle muchos kilómetros. El híbrido-eléctrico es perfecto para hacer mucha ciudad con unos consumos de risa. Ya tienes datos suficientes para hacerte una idea exacta de qué vehículo se adapta mejor a tus necesidades. La pregunta que te hago es: ¿Tu de qué eres? ¿Diésel o híbrido?…

¿Cómo debo comprarlo?

Cada vez más usuarios ven en el pago por uso la opción más idónea para adquirir un vehículo. Este producto que lleva muchos años en el mercado, se ha visto relanzado gracias al éxito del Car Sharing, que ha cambiado la mentalidad de buena parte de la población que no veía el pago por uso con buenos ojos. Ahora, con el auge de estas nuevas formas de movilidad, se está poniendo de moda entre particulares y también entre empresas.

Para un Toyota Auris 5 Puertas 140H Active, con el servicio Toyota Renting Plus, nos queda una cuota mensual de 299 euros sin IVA para alquiler en renting a 48 meses y 15.000 kilómetros anuales. Incluye gastos de entrega, impuesto de matriculación y municipales, revisiones de mantenimiento establecidas por el fabricante del vehículo, sustitución de elementos de desgaste, reparación de averías, cambio de neumáticos, seguro a todo riesgo sin franquicia, asistencia en carretera 24hrs., vehículo de sustitución y gestión de sanciones de tráfico.

Como podéis ver, la diferencia entre un híbrido y un diésel es importante, debido al bajo valor residual de los diésel, que está ofreciendo descuentos muy importantes para compensar esa circunstancia. En cambio el híbrido-eléctrico, aun no ofreciendo tanto descuento, consigue mejor cuota gracias a su mayor valor residual lo que favorece una venta en el mercado de segunda mano mucho mejor.

 

¿Híbrido o diésel? analizamos los pros y contras

Categoría: Actualidad
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.