En marcha

La gama CLS está compuesta por cinco motores, uno de cuatro cilindros y el resto de 6 cilindros en linea. La más básica es 300 d, que tiene el motor de cuatro cilindros y solo tracción trasera. No puede llevar tracción 4Matic. Las versiones de seis cilindros en línea llevan todos la tracción total 4MATIC de serie. En cuanto a las cajas de cambios, todos los CLS llevan la caja de cambios automática de nueve marchas 9G-TRONIC, tanto el de cuatro como los de 6 cilindros. La gama de motores queda así:

Gama diésel300d de 245 CV, 350d de 286 CV y 400d de 340 CV

Gama gasolina; 450 de 367 CV y AMG 53 de 435 CV

Lo que más destaca el CLS es por su refinamiento de marcha, el confort y por la agilidad superior al Clase E del que deriva. Ese carácter más “deportivo” tiene que ver directamente con la puesta apunto de un chasis que da mucha estabilidad en curvas rápidas y lentas, por la parametrización y el tacto de la dirección que nos da mucha información de lo que pasa en las ruedas delanteras y que ofrece una buena agilidad en el cambio de trayectoria.

La suspensión es otro de los protagonistas de este buen comportamiento. En el CLS encontramos tres tipos de suspensión. La de serie que Mercedes llama “de confort” que ofrece un bien compromiso entre confort y agilidad. Las otras dos son opcionales y son el Dynamic Body Control, que cuenta con amortiguadores pilotados electrónicamente, y el Air Body Control que hace lo mismo pero con amortiguadores neumáticos en los dos ejes. Para variar la respuesta de estas dos suspensiones disponemos de tres modos de conducción (Comfort, Sport y Sport+) que van a modificar la respuesta y tarado de la suspensión, pero también de la dirección, la respuesta del motor y de la caja de cambios. Nuestra unidad llevaba la suspensión Air Body Control y nos ha parecido casi perfecta. Muy cómoda en el modo confort, precisa e idónea para largos viajes. En los modos sport y Sport + la hemos notado un poco rebotona y no tan dura como podría esperar de un programa de conducción que se dice “deportivo”.

Diseño

Interior y vida a bordo

En marcha

Acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA: MERCEDES-BENZ CLS 2018. El diseño lo es todo

Categoría: 4x24x4Berlina grandeCoupéPortadaPruebasSegmento
2

2 comments

  • Gracias Antonio por tus videos. Solo comentarte que el nuevo motor es en linea y no en V. Para mi la diferencia de los nuevos mercedes es el trabajo realizado en la suspensión delantera con varios brazos y no mcpherson. Un saludo y continuar así.

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.