Interior y vida a bordo

Los protagonistas del interior son el cuadro de instrumentos digital y la pantalla TFT de 9 pulgadas del sistema de infoentretenimiento. El primero tiene un tamaño grande y casi estándar para este tipo de pantallas (12,3 pulgadas), pero lo más interesante de esta pantalla, es que es de serie en toda la gama. Como decimos en el vídeo, acceder a todas las funciones y poder configurarlo no ha sido sencillo. Hay mucha información y también mucho espacio vacío. Entre los dos relojes se puede representar diferentes informaciones como el mapa del navegador, los cinturones de seguridad o si se abren las puertas. Los datos del ordenador de a bordo aparecen en un menu desplegable que aparece en la parte derecha del cuadro y en un tamaño mejorable.

Los asientos son bastante cómodos y ofrecen un buen equilibrio entre sujeción y comodidad. El interior de este XC40 es sorprendentemente amplio para el tamaño exterior que tiene, y puede presumir de unas plazas traseras que destacan por un gran espacio disponible para las piernas. En altura y anchura tampoco nos podemos quejar, incluso los que medimos más de 1,80 metros de altura. La plaza central destaca por ser estrecha y poco utilizable en un viaje largo (el espacio es bueno para dos adultos) y el túnel central es alto ya que dispone de tracción total.

En las puertas Volvo ha innovado y usa un tapizado tipo moqueta, igual que en el resto del piso del habitáculo, que resulta agradable al tacto y a la vista, eso si, está en una zona donde lo rozaremos con la mano/uñas y acabará dañado con el tiempo si no tenemos cuidado. La consola del XC40 tiene solo ocho botones, ya que el resto de funciones se controlan desde la pantalla táctil de 9 pulgadas.

Una advertencia seria. En desplazamientos de varios cientos de kilómetros, atención con distraerte con la tablet toqueteando todo, porque con la velocidad de crucero adaptativa conectada y el resto de dispositivos que velan por tu seguridad funcionando y asegurando a tope la conducción, no es extraño que te olvides de lo que estás haciendo y pienses que la conducción autónoma ha llegado ya por completo con este XC40 y pierdas la noción de que, el que conduce, eres tú. Lo malo es que cuando te quieras dar cuenta no puedas evitar el accidente.

Por su parte, el maletero ofrece una capacidad de 460 litros pero si necesitamos más, con los asientos abatidos y con carga hasta el techo asciende hasta 1.336 litros. También dispone de un doble fondo en el propio maletero, rueda de respuesto de uso temporal, portón eléctrico y con función de apertura gestual automática.

Diseño

En marcha

Acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA: VOLVO XC40. Coche del Año muy merecido

Categoría: 4x24x4CompactoEléctricoHíbrido Plug-inPortadaPruebasSegmentoSUV
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.