Kia Sportage 2018: lavado de cara y nuevo sistema híbrido diésel

El Kia Sportage se actualiza tanto por dentro como por fuera, ofreciendo un producto mucho más completo. Ya sea por el nuevo micro sistema híbrido diésel, una imagen más estilizada o una carga tecnológica a la altura, el crossover coreano se pone al día con respecto a las últimas tendencias del mercado.

El mercado y las tendencias mandan, y las marcas lo saben. Es el momento de las tecnologías híbridas, que además de contaminar menos, nos harán consumir menos también. El endurecimiento de las medidas anticontaminación también ha marcado el rápido crecimiento de este tipo de tecnología, donde cada vez es más común ver cómo las marcas engrosan sus gamas de vehículos con sistemas de hibridación. Esta vez le ha tocado el turno al Kia Sportage, el crossover de mayor renombre del fabricante coreano, que no solo estrena una imagen renovada, también un sistema de hibridación ligero diésel, así como una dotación tecnológica acorde a lo que dicta el mercado.

A nivel estético, apreciamos ligeros cambios orientados a crear una imagen más juvenil y deportiva de este Kia Sportage 2018. Cambios que se aprecian, por ejemplo, en los nuevos parachoques delantero y trasero, acompañados también de un rediseño de los grupos ópticos delanteros y traseros. En el lateral, podremos disponer de unas llantas de aleación de 16, 17 y 19 pulgadas. Entre el resto de opciones de personalización, el Sportage 2018 contará con estribos cromados, protectores de bajos metálicos y una gama cromática de 5 colores.

No faltarán las versiones GT-Line, que añadirán una imagen aún más deportiva al Kia Sportage 2018. Estas versiones contarán con una parrilla en acabado negro brillante, protectores de bajos de color plata y negro brillante, inserciones de cromo oscuro en los estribos y el portón trasero. También contará con unas llantas de aleación exclusivas de 19 pulgadas. En la parte trasera habrá salidas de escape dobles y luces de niebla LED con un nuevo diseño tipo “cubo de hielo”.

El propulsor EcoDynamics+ es la gran estrella dentro de la gama de motores del nuevo Sportage 2018. Se trata de un sistema de hibridación ligera diésel de 2.0 litros cuyo objetivo es reducir la emisiónes de CO2, además de poder obtener la etiqueta ECO. Este sistema se apoya en un batería de 48 V, la cual extiende los periodos en los que el motor está apagado. En la gama diésel, el actual CRDi de 1,7 litros dará paso a uno de 1.6 litros con dos opciones de potencia, 115 y 136 CV. Las variantes más potentes contarán con tracción total y caja de cambios automática de doble embrague de 7 velocidades. Por supuesto, todos los propulsores estarán homologados bajo la normativa Euro 6d TEMP.

El interior contará con un diseño más refinado que la generación actual, destacando nuevo volante y un salpicadero revisado, así como una tapicería de dos tonos, negro y gris. Las versiones GT-Line estarán disponibles con nuevos asientos con tapicería de tejido de dos tonos, negro y gris, o bien la opción de piel con realces en rojo. Los clientes europeos podrán elegir entre distintos sistemas de infoentretenimiento de Kia: uno con pantalla táctil de 7 o uno nuevo con una pantalla sin marco de 8.

A nivel tecnológico, el Sportage 2018 adoptará los últimos sistemas de asistencia a la conducción de Kia, incluido el control de crucero adaptativo inteligente con función de parada y arranque automáticos, un monitor del entorno y el control de la atención del conductor. A falta de conocer la fecha de lanzamiento exacta, sabemos que el Kia Sportage 2018 estará disponible durante el tercer trimestre de 2018.

Galería

 

Kia Sportage 2018: lavado de cara y nuevo sistema híbrido diésel

Categoría: CrossoverHíbridoNovedadesSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.