Volkswagen I.D. R Pikes Peak: una aerodinámica vanguardista

El I.D. R Pikes Peak ha sido diseñado para condiciones extremas. El aspecto aerodinámico está diseñado para afrontar el ascenso a la cima más famosa en el mundo. En comparación con otras disciplinas, las regulaciones relativamente flexibles dan a los ingenieros mucho más margen para diseñar el chasis y el alerón trasero.

Durante el serpenteante recorrido de 19,99 kilómetros hasta la cima del Pikes Peak, cerca de Colorado Springs (USA), se alcanza una velocidad máxima de alrededor de 240 km/h. Se trata de una velocidad relativamente baja para un prototipo como el I.D. R Pikes Peak, ya que teóricamente podría ir mucho más rápido.

El resultado más sorprendente a nivel visual de esta estrategia es el alerón trasero del I.D. R Pikes Peak, aparentemente sobredimensionado. El objetivo es canalizar el aire para pegar el prototipo al suelo. Pero se da la particularidad de que a esa altitud, el aire es un 35% menos denso, por lo que se perdería carga aerodinámica con un alerón convencional. De ahí su envergadura, capaz de generar una carga aerodinámica mayor que el peso de un automovil, explica la gente de Volkswagen.

Volkswagen Motorsport usó un modelo a escala para probar numerosas variantes del coche de carreras Pikes Peak en un túnel de viento. Los toques finales se añadieron a un chasis de tamaño real en el centro de desarrollo de Porsche en Weissach. Los nuevos componentes fueron producidos rápidamente en una impresora 3D.

El motor eléctrico del I.D. R Pikes Peak necesita refrigerarse de forma efeciente. Sin embargo, la necesidad de aire fresco es mucho menor que en el caso de un motor de combustión. Asimismo, no es necesario guiar la entrada de aire a los dos motores eléctricos, que conjuntamente generan 500 kW (680 CV). Esto permitió reducir el tamaño de los puertos de entrada necesarios en el chasis, que siempre son un gran inconveniente desde el punto de vista aerodinámico. En contraste, el aire poco denso en esta altitud tiene un efecto negativo en la eficiencia del refrigerado.

El software de simulación proporcionado por el partner tecnológico ANSYS se usa para calcular el equilibrio ideal.  Mientras tanto, los hallazgos de la fase de desarrollo han sido optimizados en gran detalle a través de pruebas exhaustivas. La primera prueba en la ruta original en Estados Unidos está prevista para finales de mayo. Será entonces cuando el piloto Romain Dumas y el equipo de Volkswagen Motorsport empiecen la fase final de sus preparativos para el “Pikes Peak International Hill Climb 2018”, que se celebrará el 24 de junio. El objetivo es romper el récord en la clase de prototipos eléctricos, que actualmente está en 8:57.118 minutos.

Galería

Volkswagen I.D. R Pikes Peak: una aerodinámica vanguardista

Categoría: Competición
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.