CONTACTO: Suzuki Swift Sport. 140 razones para divertirte y alguna más

En marcha

Hora de ponerse al volante del nuevo Swift Sport y ver de lo que es capaz. Las últimas normativas en materia de contaminación y el archiconocido downshizing han hecho mella en todas las marcas del mercado. Por eso, la nueva generación del compacto japonés estrena un 1.4 litros turboalimentado de 140 CV y 230 Nm de par, junto a un consumo homologado de 5,6 y real en torno a los 6,4 l/100 km. Prestaciones más que suficentes para mover con soltura —y qué soltura— los 970 kg (80 menos que le modelo anterior) de peso de este Swift Sport. Este motor va asociado a una caja de cambios manual de 6 velocidades junto a una más que evidente tracción delantera.

Destaca su comportamiento suave y su apenas perceptible sonoridad si somos suaves con el gas y si decidimos no subirlo de vueltas. En zonas con mucho tráfico, el coche se comporta como cualquier otro. Es momento de llegar a las carreteras reviradas, el hábitat natural de este Swift Sport, que pasa de un sonido apenas audible, a uno más ronco, pero del que nos hubiera gustado oir un poco más en el interior. El motor destaca por una buena elasticidad, llegando casi a las 6.000 rpm y cortando automáticamente.

El chasis muestra un buen aplomo, con unas suspensiones —de tipo McPherson en el eje delantero y de barra de torsión el trasero— puestas a punto específicamente y que van hacer que el Swift Sport se desenvuelva como pez en el agua en cualquier puerto de montaña, como pudimos comprobar. Un equipo de frenos con discos ventilados de 16 pulgadas delante y discos convencionales de 15 dentrás, aseguran una buena frenada ante cualquier circunstancia, con un tacto de freno que evita las detenciones bruscas.

En cuanto a ergonomía, lo hemos comentado antes, la posición de conducción es cómoda, con todos los elementos al alcance del conductor sin que éste tenga que apartar la vista de la carretera. Además, los asientos recogen muy bien para evitar cualquier incomodidad mientras disfrutamos de una conducción dinámica.

Si hablamos de seguridad, el nuevo Suzuki Swift Sport incopora diversos sistemas que se amparan en su cámara monocular y su sensor láser. Así el compacto japonés dispone de control predictivo de frenada, alerta por cambio involuntario de carril o control de crucero adaptativo.

Diseño

Interior y vida a bordo

En marcha

Acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

CONTACTO: Suzuki Swift Sport. 140 razones para divertirte y alguna más

Categoría: CompactoPortadaPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.