En marcha

El nuevo SUBARU Impreza llega a España con carrocería de cinco puertas,  motor 1.6 Boxer de 114 CV, tracción total simétrica y cambio Lineartronic. Este motor supera la normativa de emisiones Euro 6C y dispone de sistema Auto Stop Start, lo que contribuye a reducir consumo y emisiones. Además, es unos 12 kilos más ligero que antes, lo que no solo reduce el gasto de combustible sino que también aporta ventajas de cara a reducir el nivel de ruido y vibraciones al tiempo que mejora el comportamiento dinámico. Destaca asimismo por su funcionamiento suave y refinado, así como por la agradable respuesta en todo el rango de revoluciones gracias al  sistema de control activo de las válvulas (AVCS) de admisión y escape. El cambio de variador continuo CVT Lineartronic es unos 7,8 kilos más ligero y también ha sido optimizado para ampliar su margen de utilización con el objetivo de obtener una aceleración más brillante al salir desde parado, una mejor recuperación al adelantar y una mayor eficiencia de combustible al viajar por autopista.

La seguridad ha sido profundamente mejorada atendiendo a cuatro áreas principales: activa, pasiva, preventiva y primaria. Empezando por esta última, los ingenieros y diseñadores de SUBARU han realizado un puesto de conducción en el que la visibilidad es la clave: se han minimizado al máximo los puntos muertos reduciendo el grosor de los pilares y aumentando la superficie acristalada, se ha estudiado hasta el más mínimo detalle la ergonomía para que todos los mandos, pantallas y funciones resulten fáciles de manejar y controlar, así como se han diseñado unos asientos que reduzcan el cansancio al mínimo por muy largo que sea el trayecto. En cuanto a seguridad preventiva, destaca la presencia de la tercera generación del innovador sistema EyeSight que incluye nueve funciones: aviso de colisión, frenada pre-colisión, asistencia a la frenada pre-colisión, control de crucero y de crucero adaptativo, aviso de salida del carril, permanencia en el carril, control del acelerador, aviso de derrapado y aviso de avance del coche delantero.

Elementos como el reparto activo de par (Active Torque Split) y el reparto activo de par en curva (Active Torque Vectoring) contribuyen a mejorar significativamente la seguridad activa del nuevo SUBARU Impreza, sin olvidar las distintas mejoras incluidas en la dirección o los frenos.

Para optimizar la ya probada eficacia del Symmetrical All-Wheel-Drive, el nuevo SUBARU Impreza incorpora dos elementos que hacen posible un reparto y control más eficaz de la fuerza que llega a cada rueda: por una parte, el Active Torque Split distribuye el par entre las ruedas delanteras y traseras de acuerdo con la superficie de la carretera y las condiciones de conducción; por otra,  el Active Torque Vectoring (ATV) mejora el comportamiento dinámico y la respuesta del vehículo en curva mediante el frenado selectivo de las ruedas interiores y la reducción del par motor que llega a esas ruedas, al tiempo que aumenta el que se envía a las ruedas exteriores. Esto ayuda a trazar mejor las curvas ya que se elimina prácticamente por completo el subviraje o tendencia del vehículo a irse de morro. En el Impreza 1.6 Sport, el ATV funciona sobre las ruedas delanteras, mientras que en el 1.6-S Executive lo hace sobre ambos ejes.

Diseño

Interior y vida a bordo

Acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

CONTACTO: SUBARU Impreza 2018. El encanto de la sencillez

Categoría: 4x4CompactoPortadaPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.