En marcha

El Audi RS3 está equipado por un motor 2.5 TFSI de cinco cilindros, galardonado como “Motor del año” durante cinco años consecutivos (tiene seis premios en total), que ha sido revisado por completo para, sin variar su cilindrada de 2.480 centímetros cúbicos, obtener un 17% más de rendimiento. El nuevo propulsor turbo entrega 400 CV (294 kW) y su par máximo es de 480 Nm. La aceleración de 0 a 100 se consigue en 4,1 segundos para el RS3 Sedán. La velocidad máxima está limitada de serie a 250 Km/h, pero si el cliente lo solicita, la marca puede incrementarla hasta los 280 Km/h. Audi ha realizado un gran trabajo creando un motor con menos de 50 centímetros de longitud y 26 kilogramos más ligero que el anterior. El intercambio de gases del propulsor de cinco cilindros está diseñado para obtener un alto rendimiento.

Está dotado con levas de admisión y escape que se ajustan según las necesidades. Además, en el lado del escape, el sistema Audi valvelift system (AVS) cambia la duración de la apertura de las válvulas dependiendo de la posición del acelerador y de la velocidad de giro del motor. Al tener un número impar de cilindros, el propulsor ofrece unas frecuencias armónicas que acompañan el tono básico. La unidad de control del motor también contribuye a un sonido inconfundible. Al acelerar a fondo, las válvulas del sistema de escape se abren para que aumente la sonoridad.

El RS3 equipa de serie el cambio S tronic de siete velocidades, que efectúa el paso de una a otra marcha de forma muy rápida. La eficiencia y versatilidad de la transmisión de doble embrague es impresionante. Las marchas bajas son cortas y la séptima velocidad tiene una relación de transmisión larga para reducir el consumo. El conductor maneja la caja de cambios S tronic por medio de la palanca convencional y, a través de las levas situadas en el volante deportivo de cuero. En el arranque, un sistema launch control gestiona para que se obtenga la máxima aceleración minimizando al máximo un posible derrapaje o pérdida de tracción de las ruedas.

En la zona límite, la tracción quattro trabaja junto con el sistema de control selectivo de par que se envía a cada rueda, una función del software inteligente que incorpora el Control Electrónico de Estabilidad (ESC). Este mecanismo frena suavemente las ruedas del interior de la curva, permitiendo por ello que la conducción sea más fluida y estable. Para derrapajes controlados el ESC ofrece una configuración deportiva RS específica. Por otra parte, también se puede desconectar por completo el sistema. Como novedad en este RS3 la gestión electrónica del embrague multidisco está integrada dentro del sistema de conducción dinámico Audi drive select. Los modos disponibles son: comfort, auto, dynamic e individual. Actúan sobre la tracción quattro, la caja de cambios S tronic de siete velocidades, la dirección, las características de funcionamiento del motor y los válvulas del sistema del escape. En el modo dynamic, el embrague multidisco envía la potencia al eje trasero. En el modo individual, el conductor puede configurar a su gusto la forma de trabajar de los componentes antes mencionados.

 

Este RS3 destaca por una conducción más ágil de lo normal apoyado en un conjunto intachable formado por chasis, dirección, frenos y tracción. Esta última es configurable en función del modo de conducción y hace que además de ágil, el eje trasero sea incluso divertido con un deslizamiento impropio de un tracción total. En el caso de que se descontrole, el chasis espectacular hace que con solo un golpe de gas se termine de cerrar la curva, relegando el deslizamiento a un pequeño desvío de la trayectoria controlado por igual entre los dos ejes. La tracción quattro también es la responsable que podamos abrir gas a fondo tras una curva sin que tengamos que santiguarnos a algún santo de causas imposibles. Como decimos en el video, es un deportivo de rendimiento puro y reacciones muy deportivas, un coche como los de antes, de los que se sentía la unión entre el hombre, la máquina y la carretera.

Diseño

Interior y vida a bordo

Acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA: Audi RS3 quattro 400 CV. Sobran las palabras

Categoría: 4x4CompactoDeportivoPortadaPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.