En marcha

Obviando la estética, que a la vista está, todo un lujo en cuanto a diseño y coherencia sobre cuatro ruedas sin dejar en segundo plano un gusto por las formas que sorprende tratándose de un vehículo ciertamente voluminoso, podemos decir que la conducción de este 5008 nos ha gustado bastante. Empezando por la ciudad, donde hemos apreciado un radio de giro verdaderamente espectacular.

Un coche de este porte y calibre, sobre el papel, apuntaría a soso, perezoso y lento en las distancias cortas, pero de verdad que nos ha sorprendido, pues nos ha parecido que pesaba fácil 300 kilos menos y que conducíamos un coche mucho más ligero y corto. El motor elegido era el 2.0 HDI de 150 CV y cambio manual de 6 velocidades.

En cuanto a espacio, la experiencia práctica es similar a la teórica. Mucho espacio en segunda fila, y asientos suplementarios resueltos con maestría, buscando contentar a todos, los que quieren, los que no, los que buscan almacenaje, los que buscan espacio de verdad para ocupantes.

En autovía seguimos con las buenas sensaciones. El puesto de mando es realmente moderno, muy futurista. Se tardará en controlar todas las funciones, pero está hecho con criterio. No mola mucho tener que dar a un botón para activar la parcela sobre la que quieres actuar, pero te acabas acostumbrando. Que quieres bajar la temperatura, debes activar esa función. Lo mismo con música, navegación, parámetros del coche. Al menos han acertado con la cercanía en función del número de veces que actúas con ellos.

La ‘tactibilidad’ de la pantalla del navegador es muy buena, se ha mejorado mucho en este aspecto. Hay muchas teclas virtuales y funciones, pero es bastante intuitivo. Pocas cosas se resisten al primer toque, pero las hay.

Verdaderamente el puesto de conducción es casi aeroespacial. Nuestra unidad tiene cambio manual de seis velocidades, pero vemos que el diseño ha causado sensación en esta zona y el mando tiene un tamaño y un tacto cuestionable. Cuesta acostumbrarse, pero las formas son fascinantes y, por supuesto, diferentes, cosa que nos gusta.

En el camino cubrimos kilómetros con facilidad. Apenas hay ruidos aerodinámicos a velocidades legales, menos aún de motor. El climatizador, en cuanto pasas del 4 (sobre 8) sí que hace un ruido bastante presente. Mejorable, pese a que, a veces, no tienes más remedio que ponerlo a esa intensidad.

La visibilidad es realmente buena, y el motor, siendo bastante suave, sin sacrificar energía y potencia, no nos sorprende pese a ver en el marcador una media de 5,3 litros a los 100 km de media, sin tener demasiado cuidado en esta faceta. Realmente sorprendente para bien.

Diseño

Interior y vida a bordo

Acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA: Peugeot 5008 BlueHDI 150. Más es mucho más

Categoría: 4x2SegmentoSUV
3

3 comments

  • Hola antonio.Enhorabuena por otro gran video.Me gustaría preguntarte cuál coche elegirias entre este Peugeot y el Mazda CX5 de igual potencia, aunque creo que el que probaste fue el de 175CV.Por diseño me encanta el Mazda y por practicidad el 5008 pero me gustaria saber sobre todo por motor,prestaciones y consumo cuál sería tu elección.
    Gracias por tu atención y felicidades por tu trabajo,te sigo desde hace mucho.Un saludo

    • Gracias Leo, por seguirme desde casi siempre! Pues verás, por practicidad, el 5008. Por diseño, tacto de conducción, el CX-5. El motor de 175 Cv del mazda tiene un rendimiento excelente, pero la caja de cambio de Peugeot me parece que tiene menos resbalamiento. Si tuviera que elegir, me quedaría con el motor de 180 CV del Peugeot, la calidad y diseño del Mazda CX-5 y el interior de 7 plazas del 5008. Espero haberte ayudado, pero es difícil mojarse con coches que no ganan claramente a otro. Un cordial saludo

      • Muchas gracias Antonio por tu atención y como bien dices aunque es difícil decantarse por uno u otro agradezco tu respuesta para ayudarme a decidirme.Un saludo y enhorabuena por tu trabajo.

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.