Daytona y Rolex: historia de un binomio apasionado por el mundo del motor

La firma de relojería suiza siempre ha estado muy implicada para con el mundo del motor. A escasas tres semanas de la celebración de las 24H Rolex de Daytona, os contamos la historia de esta asociación.

Daytona es historia viva del automovilismo, las carreras y del sentimiento petrolhead, mucho antes incluso de la construcción del mítico circuito. Daytona es una de las capitales de los registros de velocidad punta gracias a su orografía. Allí, los pilotos ponían a prueba sus máquinas. Sonado es el ejemplo de Sir Malcolm Campbell, que en 1935 consiguió el récord de velocidad con su Bluebird de 276 mph (444 km/h). Un año más tarde, Daytona subió un escalón más en el deporte del motor al crearse el Daytona Beach Road Course, un óvalo mitad playa, mitad carretera donde se celebraron multitud de carreras.

En 1959 este óvalo fue reemplazado por el Daytona International Speedway y fue el momento también en el que Rolex apareció en escena como asociado al circuito de carreras. No fue hasta 1992 cuando Rolex pasó a ser patrocinador principal de la carrera de resistencia que se celebraba allí: la Rolex 24 de Daytona. A partir de entonces, este emplazamiento de competición irá evolucionando hasta convertirse en el Daytona Rising en 2016 que conocemos hoy en día.

En 2017, la Rolex 24 de Daytona marcó el vigésimo quinto año de la marca de relojes suizos como el reloj oficial de la carrera de resistencia más famosa de Estados Unidos. La marca líder de la industria relojera suiza goza de una relación especial con este evento, apodado ‘The Rolex‘, que reúne a los mejores pilotos de resistencia de todo el mundo que corren en equipos y que es retransmitida durante 24 horas. El premio, a parte de ganar esta mítica prueba es un Rolex Oyster Perpetual Cosmograph Daytona. Un reconocido reloj dentro del mundo del automovilismo por su fiabilidad.

La edición 2018, que se celebra los días 27 y 28 de enero, promete ser una de las más emocionantes, ya que al habitual plantel de pilotos se ha unido Fernando Alonso. El piloto de Fórmula 1 competirá en la categoría LMP2 a los mandos de un Ligir JS P217 del equipo United Autosport, del que es propietario Zack Brown, su jefe en McLaren.

Galería

 

Daytona y Rolex: historia de un binomio apasionado por el mundo del motor

Categoría: ActualidadHistoria del Motor
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.