Los motores diésel llegan a la gama del nuevo SEAT Ibiza

Llegan los propulsores diésel 1.6 TDI al nuevo Ibiza, con potencias de 80, 95 y 115 CV y cambio manual o automático DSG.

El SEAT Ibiza incorpora a su gama de motores los nuevos diésel que, al igual que los gasolina, disponen de sistema Start&Stop y cumplen con la normativa de emisiones Euro 6, gracias a una serie de avances tecnológicos que hacen de ellos unos de los motores más sofisticados y eficientes del mercado. Los nuevos propulsores diésel incorporan el sistema de reducción catalítica selectiva (SCR) de segunda generación, para conseguir una mayor eficiencia, reduciendo y transformando las partículas NOx en elementos inocuos para el medio ambiente. Para conseguirlo, el Ibiza incorpora un depósito de AdBlue, ubicado en la parte posterior derecha del vehículo, con boca de llenado junto a la del combustible.

Los motores diésel del SEAT Ibiza, constan de un bloque 1.6, turboalimentado, con cuatro cilindros y dieciséis válvulas. El primer escalón lo cubre el 1.6 TDI de 80 CV, potencia que se ofrece entre 2.700 y 4.800 rpm, y un par motor máximo de 230 Nm, desarrollado en un régimen de entre 1.400 y 2.400 rpm. Esta mecánica va a sociada a una caja de cambios manual de 5 velocidades y acelera de 0 a 100 km/h en 13,3 segundos. Su consumo medio es de 3,8 litros a los 100 km y emite 99 g/km de CO2.

El siguiente propulsor disponible es el 1.6 TDI de 95 CV, que puede ir asociado a una caja de cambios manual de 5 velocidades o automática de doble embrague DSG y siete relaciones, ésta última disponible a principios de 2018. En la variante con cambio manual, su potencia máxima se ofrece entre las 2.750 y 4.600 rpm, y el par máximo, que aumenta a los 250 Nm, entre las 1.500 y 2.600 rpm. Asimismo, acelera de 0 a 100 km/h en 11,3 segundos, tiene un consumo medio de 3,8 l/100 km y emite tan sólo 99 g/km de CO2.

Por último, el tope de gama en la oferta diésel lo cubre la variante 1.6 TDI de 115 CV de potencia, desarrollada entre 3.250 y 4000 rpm, con un par motor máximo de 250 Nm entre 1.500 y 3.200 rpm. Va asociado a una caja manual de 6 velocidades y consigue una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 10 segundos, con 3,9 l/100 km de consumo medio y unas emisiones en ciclo combinado de 102 g/km de CO2. Como colofón, el nuevo Ibiza ya está disponible con la variante híbrida, impulsada por gasolina y Gas Natural Comprimido (GNC), con el motor 1.0 TGI de 90 CV.

Galería

Los motores diésel llegan a la gama del nuevo SEAT Ibiza

Categoría: NovedadesSegmentoUrbano
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.