Diseño

El Tesla Model S es una berlina eléctrica de 4,97 metros de largo, con una carrocería de cinco puertas y una línea coupe, con una altura muy baja, apenas 1,43 metros, lo que no interfiere en la posibilidad de poder llevar hasta 5 ocupantes (7 con los dos asientos infantiles homologados como Grupo II y III, orientado hacia atrás y de accionamiento manual). Un ejemplo del diseño derrochado por TESLA en el Model S se refleja en los tiradores de las puertas, que se enrasan en la carrocería cuando accedemos al interior. Lo hacen para que la aerodinámica sea más eficiente y tengamos un menos consumo de energía.

El TESLA Model S 2017 estrena una parrilla delantera modificada con un diseño más limpio, ya que al ser eléctrico no necesita una parrilla para la refrigeración del motor. La marca americana ha aprovechado esta actualización para mejorar los faros delanteros, que ahora son Full LED, con capacidad para variar el haz entre cruce y carretera. En la parte trasera no encontramos cambios importantes con respecto a la versión de 2013. Se han modificado los faros traseros, que estrenan tulipa más oscura y el paragolpes, que tiene un volumen diferente.

 

Interior y vida a bordo

En marcha

Acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

Nuestros videos

PRUEBA: TESLA Model S. El primer eléctrico serio

Categoría: Berlina LujoEléctricoPortadaPruebasSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.