La historia de Peugeot a través de sus emblemas más conocidos

La marca automovilística en activo más antigua y ganadora de numerosas competiciones a lo largo de su historia, Peugeot, repasa sus emblemas del león más reconocidos a través de una colección de reproducciones en alta calidad.

La colección se compone de seis galardones que representan los emblemas de seis épocas doradas de Peugeot: 1923, 1933, 1936, 1948, 1972 y 2010. La primera fue creada por el escultor Baudichon, y fue un ornamento para el radiador que representaba el león listo para abalanzarse hacia su presa. La resina utilizada para esta reproducción permite tener un emblema Peugeot finamente realizado y perfectamente fiel al original.

En el emblema de 1933 se puede observar la cabeza del león que presidía la parte alta de la calandra de los vehículos Peugeot. Estrenado en el Salón del Automóvil de París en 1933, fue más su importancia histórica -ya que inició una época en la que la cabeza iba a ser el emblema oficial de la marca en vez de todo el cuerpo del leónque su duración, ya que en 1936 se sustituyó.

De hecho, el tercer emblema de la colección es justamente esa nueva efigie más modernista e industrial, que simbolizaba el poder económico de la marca en Francia y encabezaba las calandras de varios de los modelos más importantes de la historia de Peugeot: el 402, el 302 y el 202, portadores de la famosa línea ‘fuseau Sochaux’ (hecho en Sochaux, la ciudad de origen de Peugeot).

El cuarto emblema, el de 1948, se utilizó como moldura en el frontal del capó del Peugeot 203 y era más acerado que los anteriores. Cabe destacar que se dejó de utilizar cuando la legislación de la época lo prohibió por considerarlo demasiado agresivo y peligroso. Fue el fin de una era, ya que, a partir de entonces, Peugeot volvería a utilizar el cuerpo entero del león para sus emblemas. El quinto emblema, el de 1972, estrenaba color dorado, adoptado para toda la gama de la serie 4, como el mítico Peugeot 504, Coche del Año en Europa. Fue el emblema más detallado hasta ese momento, ya que se podía distinguir perfectamente la piel y la melena de la fiera.

Por último, está el emblema actual, el creado en 2010, mucho más minimalista y moderno, fue diseñado internamente por Peugeot encarnando el movimiento y larobustez, señas de identidad de la casa, y ofreciendo un aspecto mitad mate, mitad brillante mucho más acorde con la imagen actual de sus diseños automovilísticos. Estos emblemas se pueden adquirir vía onlina a través del siguiente enlace, o bien a través de los concesionarios oficiales de la marca a un precio de 99 euros por unidad.

La historia de Peugeot a través de sus emblemas más conocidos

Categoría: Novedades
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.