Mazda Visión 2030: la apuesta por la gasolina y el diésel seguirá siendo fuerte

Mazda Visión 2030, el proyecto de futuro de la marca nipona, no dejará de lado las motorizaciones gasolina y diésel, a la par que seguirá desarrollando tecnologías híbridas y enchufables.

En un momento en el que el diésel ha visto mermada su confianza (una confianza que recuperaréis tras leer este artículo) y en el que el desarrollo de tecnologías híbridas y eléctricas suponen la punta de lanza de las principales empresas, llega Mazda y nos presenta su proyecto Visión 2030. Una apuesta de futuro para la próxima década en la que la firma nipona seguirá dando apoyo a los motores de combustión interna sin olvidarse de las tecnologías híbridas y eléctricas.

Una apuesta conservadora sin duda, pero a la par realista porque al diésel y a la gasolina aún le queda tiempo para rato. Su objetivo: garantizar la máxima eficiencia posible junto a una huella mínima en el medio ambiente. Durante el evento, se desmitificó la mala fama que se ha ganado el motor de combustión (el diésel en concreto) a través de datos objetivos recogidos por el Ayuntamiento de Madrid. Estos datos sostienen que el motor principal de la contaminación en las ciudades está vinculado con el sector residencial con un 52,8%. Mientras que el sector del automóvil tiene una cuota del 20,5%, cifra que se ha reducido hasta un 35% desde 2007.

Una de las últimas problemáticas en el mundo de los automóviles es la insalvable diferencia entre consumos homologados y consumos reales. Para ello y como parte de Mazda Visión 2030, la firma nipona ha recurrido al INSIA —el Instituto de Investigación de Automóviles— de la Universidad Politécnica de Madrid.  Este riguroso análisis ha tenido en cuenta multitud de modelos de todos los segmentos posibles para establecer una comparativa lo más variada posible. Este estudio ha demostrado que Mazda y Honda son las dos marcar en las que menos diferencia hay entre consumo homologado y real.

Huyendo del famoso ‘downsizing’, Mazda ha apostado por el ‘rightsizing‘ para sus motores gasolina y diésel, los cuales tenían una previsión de mejora en la eficiencia del 30%. Según las últimas cifras, se ha llegado al 26%, una cifra nada desdeñable. Como decíamos antes, Mazda Visión 2030 seguirá dando apoyo a los motores de combustión en la próxima década. Estiman que para 2035 más del 80% del parque automovilístico mundial seguirá usando motores de combustión interna, destacando que muchos de ellos serán híbridos.

Por último pero no menos importante, avanzaron la nueva tecnología de motores en la que trabajan. Con el nombre de Skyactive-X, esta mecánica quiere aúnar las bondades de los motores gasolina y diésel bajo un mismo paraguas. El inicio de la comercialización de esta mecánica coincidirá con el lanzamiento del próximo Mazda 3 en 2019. Grosso modo, la tecnología de este motor se basa en explosión por compresión junto a un mayor flujo de aire mediante la implementación de un turbo, el cual logra una mejor mezcla.

El propulsor Skyactive-X seguirá usando bujías, que en este caso serán específicas. Desde Mazda asegurán que esta nueva tecnología será un 30% más eficiente, llegando a ofrecer nuevas cotas de rendimiento que los motores actuales.

Galería

Mazda Visión 2030: la apuesta por la gasolina y el diésel seguirá siendo fuerte

Categoría: Actualidad
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.