Concesur revoluciona el concepto de venta gracias a la zona de entrega interactiva

Hemos acudido a las instalaciones de Concesur en Sevilla para conocer de primera mano la zona de entrega interactiva. Un espacio únicamente centrado en el cliente donde podrá ver, tocar y sentir su vehículo.

¿Quién no ha dudado de las intenciones de un vendedor a la de comprar coches? Seguramente, la mayoría de los que lean este artículo. El mundo de las ventas en general está atado a unos convencionalismos que rara vez se omiten. Aunque hay que reconocer un cambio en esta tendencia con una atención al cliente cada vez más personalizada y dinámica. El Grupo Concesur, un concesionario de Mercedes-Benz en Sevilla, ha querido mostrarnos una propuesta, pionera en España, que sin duda revolucionará el concepto actual de ventas: la zona de entrega interactiva.

Inspirado en el saber hacer alemán, concretamente de Stuttgart, este espacio rehuye de la figura convencional del vendedor. La figura más importante va a ser el cliente, al cual se le va a facilitar la toma de decisiones a través soportes digitales e interactivos. Hablamos de espacio diáfano compuesto por una enorme pantalla que rodea al vehículo junto a un sistema de sonido envolvente. El objetivo: crear una sensación dinámica y agradable para el cliente.

Conforme entra, una sala completamente a oscuras se ilumina automáticamente con su vehículo tapado en el centro de la misma. En la pantalla se proyectará toda la información del vehículo en cuestión, información que cambia pasando la mano por el propio coche. Gracias a este sistema, se pretende explicar todo el funcionamiento del vehículo del cliente y las dudas que puedan surgirle.

Una acción que no desempeñrará el vendedor, puesto que se estrena una nueva figura llamada Product Expert, una persona familiarizada con el vehículo, su respuesta, sus características… que explicará al cliente cuanto quiera saber desde el campo de la experiencia. La zona de entrega culmina con el destapado del vehículo y la entrega de llaves. Un concepto novedoso, dinámico y que seguro que no tardaremos en ver réplicas por el resto de la geografía española.

Tarde off-road junto a la gama SUV de Mercedes-Benz

Una vez terminado el acto, Concesur puso a nuestra disposición la gama SUV de Mercedes-Benz junto al imponente Clase G tanto en una pista off-road como en un circuito de obstáculos. Nuestra primera parada fue la pista off-road donde pudimos probar las bondades de la gama y donde quedamos totalmente prendados del comportamiento del GLC Coupé.  No tuvo ningún problema a la hora de afrontar subidas o bajadas con una pendiente considerable. Solo sudamos un poco cuando tuvimos que pasar por una más que estrecha presa, pensando en la integridad del vehículo más que en la nuestra propia.

Nos dejamos lo mejor para el final: el circuito de obstáculos y el potente Clase G. El trazado consistía en dos fosos, uno con agua y otro con barro, un cruce de puentes, un balancín y la guinda del pastel: una subida a la que sólo el G podía enfrentarse. Tras una vuelta de prueba con la gente de Concesur, que nos explicó cómo acometer todos y cada uno de los obstáculos del circuito, nos tocó a nosotros. Primero con la gama SUV para coger confianza y después con el Clase G.

Aquí la gama SUV sufrió más de la cuenta, ya que entramos en territorio todo terreno. Pero todo sufrimiento pasado se borró de nuestra mente al subirnos al Clase G. El motor V6 de 245 CV demostró tener el aplomo necesario para superar los obstáculos sin necesitar dotes off-road. Pero no fue lo que más nos impresionó. Su tracción, teniendo en cuenta que estamos ante un vehículo que ronda las 3 toneladas, fue excelente. Incluso en la rampa, respondía sin el menor atisbo de queja. Sin duda un vehículo nacido para este tipo de situaciones.

Galería

Concesur revoluciona el concepto de venta gracias a la zona de entrega interactiva

Categoría: ActualidadEventos del motor
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.