En marcha

Apretamos el botón de Start y el cartel ‘Ready’ te avisa de que ya puedes comenzar la marcha. Lógicamente, no vas a oír nada el motor. A pesar de que puede llegar a 400 kilómetros de autonomía, de primeras verás que pone una cantidad en torno a los 280 kilómetros. Nuestra unidad de prueba nos recibe con 287 en el marcador. Si te lo curras, aunque ponga eso, podrás llegar a esa cantidad. Eso sí, siempre con el modo Eco conectado y sin pasar de 95 kilómetros por hora en carreteras secundarias, aprovechando al máximo frenadas y deceleraciones. Sinceramente, creo que en una prueba de consumo pasaría de esos 403 kilómetros que homologa.

Y es que se nota mucho cuando está conectado el botón Eco y cuando no. No sólo porque la pantalla cambia de color, azul a verde, o viceversa, sino porque cuando conectas el modo Eco, la aceleración se hace mucho más lenta, y la frenada o deceleración notas que pierde velocidad más rápidamente. Por el contrario, cuando vas en modo Eco y cambias al normal, notas un tironcito muy curioso si estás acelerando, por poco que sea.

Foto Renault Zoe Z.E. 40

En el primer tramo probamos a acelerar a tope, y la verdad es que la ganancia de velocidad es interesante. La teoría dice que pasa de 0 a 100 km por hora en 13 segundos, pero la sensación es que lo hace mucho más rápido. La frenada es contundente, pero el ABS no es regular en su funcionamiento. En cualquier caso, la ausencia de sonido siempre es sorprendente, hasta que conduzcamos habitualmente este tipo de vehículos eléctricos.

Por cierto… a la hora de hablar del cambio automático, hay que decir que las transiciones son imperceptibles, fantásticas… pero menos mal que sabes el orden de P, R, N, D… porque las letras están en relieve en el mismo plástico negro que rodea la palanca y, la verdad, no se ven absolutamente nada. Al menos en la pantalla tienes el gráfico para verlo bien. Y más por ciertos… con tanta tecnología, sorprende ver el freno de mano tradicional en vez de uno eléctrico de tecla.

En el tercer tramo de prueba nos damos cuenta de que los kilómetros que aparecen en el marcador de la batería como autonomía dependen mucho del ritmo que hayas llevado en los kilómetros anteriores, aunque a la que hay una bajada o una aceleración fuerte, los números cambian con cierta rapidez y es más o menos fiable y real.

Foto Renault Zoe Z.E. 40

PRUEBA: Renault ZOE 40 Intens. 300 kilómetros de tranquilidad

Categoría: EléctricoPortadaPruebasSegmentoUtilitario
2

2 comments

  • Creo que hay un error en el texto, lo normal es que tenga mayor autonomía en verano que en invierno. O sea 300 km. En verano y más de 200 en invierno

    • Hola. El calor y el uso del compresor de AA reduce más la autonomía de las baterias que el frío (mucho mejor para las baterias) y el uso de la calefacción. Un saludo

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.