Diseño

El Audi SQ7 V8 TID quattro mide 5,09 metros de longitud, 1,97 metros de anchura y 1,74 metros de altura (con muelles de acero). Su distancia entre ejes es de 2,99 metros. A pesar de estas generosas dimensiones, su peso en vacío es de tan sólo 2.405 kilogramos. Como en los recientes cambios de los Q3 y RS Q3, presenta el nuevo diseño más anguloso de la parrilla Singleframe, con detalles pintados en gris y plata en los protectores de los pasos de rueda, aunque también se pueden ser del color de la carrocería. Los elementos como los paragolpes, entradas de aire, faldones laterales, spoiler del techo y el difusor aerodinámico trasero mejoran el aspecto del diseño.

Un detalle importante son los faros delanteros, que se podrán elegir equipados con LED o Matrix LED. Los de serie son bixenón. Los nuevos faros Matrix LED pueden crear zonas de sombra para no deslumbrar a los conductores que vienen de frente mediante el apagado selectivo de LEDs. Este sistema incorpora los nuevos intermitentes secuenciales que se iluminan en función del giro del volante.

En el interior, se ofrecerá con cinco o siete plazas, ofreciéndose los delanteros con y sin función de climatización, unos deportivos provistos o no de cojines hinchables y unos más avanzados con contorno personalizado, función de masaje y climatización. El tapizado de los asientos puede ser de cuero Cricket o Valcona, además de existir la amplia gama de opciones de materiales del programa “Audi Exclusive”. La segunda fila de asientos puede contar con un ajuste longitudinal de hasta 110 mm. Todos los asientos, con excepción del del conductor, disponen de anclajes Isofix.

 

Interior y vida a bordo

En marcha

Conclusión

Galería

PRUEBA: Audi SQ7. Deliciosamente innecesario

Categoría: 4x4DeportivoPortadaPruebasSegmentoSUV
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.