Motor, acabados y equipamiento

No hay muchas opciones en materia de propulsores, un poco más en acabados y equipamientos en este Hyundai i10.

Puedes elegir entre un motor de gasolina de 1,0 litros y 66 CV de tres cilindros, o un motor de 1,25 litros y 87 CV tetracilíndrico. Ni hay diesel, ni se le espera, obviamente.

En cuanto a la transmisión, puede ser manual de cinco velocidades o automática de 4 relaciones,  con un suave convertidor de par. El sobrecoste del cambio automático es de 1.250 euros con respecto a su igual de cambio manual.

Tres acabados son los que contemplan al protagonista de nuestro análisis: De menos a mayor equipamiento, Klass, Tecno y Style, con algún apellido tipo ‘Plus’ en función de los extras.

En materia de precios, puedes comprarte un Hyundai i10 desde 8.540 euros. Lógicamente, este lleva el motor menos potente y el acabado Klass.

Con el motor de 87 caballos, podemos gastar 9.865 euros y obtenerlo con el acabado Klass. El acabado de esta prueba, el Style, sube a 12.420 euros, aunque trae hasta techo abrible, un pequeño capricho para este pequeño coche.

Y un plus más: garantía de 5 años.

Diseño

Interior y vida a bordo

En marcha

Conclusión

Galería

PRUEBA: HYUNDAI i10. Pequeño y práctico

Categoría: CompactoPortadaPruebasSegmentoUrbanoUtilitario
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.