Una vez más, Alpina quiere poner en un apuro a BMW con el B4 S Bi-Turbo, un Serie 4 de 440 CV que es capaz de igualar en prestaciones el BMW M4.

A comienzos de año conocimos la renovada gama BMW Serie 4. Ahora, unos meses después, Alpina tiene listo el B4 S Bi-Turbo, tanto en carrocería coupé como cabrio. En ambas carrocerías el preparador alemán mantiene su filosofía de coches discretos pero con un gran potencial. El pargolpes delantero de nueva factura mantiene el nombre de Alpina en la parte baja. Detrás, el discreto paragolpes da cabida a las ya características cuatro colas de escape. En la puerta del maletero también han incluido un pequeño spoiler que atrae la mirada cuando observamos la zaga del coche.

Todas las modificaciones exteriores concluyen con dos elementos que no pueden faltar en un Alpina: la pintura azul y las llantas multirradio. Dichas llantas se ofrecen con un diámetro de 20 pulgadas y unos neumáticos 245/30 R20 en el eje delantero y 265/30 R20 en el trasero. En el interior  los cambios son más limitados. Los asientos son tapizados en cuero a mano y en el salpicadero y los paneles de las puertas encontramos apliques propios de Alpina. A ello hay que sumar una placa identificativa de la unidad que el prepardor instala en cada coche.

Mismas prestaciones que un M4, pero por mucho menos

El Alpina B4 S Bi-Turbo es propulsado por un motor de 6 cilindros en línea y 3 litros de capacidad desarrollado por BMW. Pero el preparador alemán ha introducido una serie de cambios para que sus prestaciones sean mayores. Los turbos han sido cambiados y se ven apoyados por un sistema de admisión de aire mejorado. El cigüeñal también es nuevo y ha sido reforzado. Alpina asegura que el conductor del B4 S Bi-Turbo podrá disfrutar de toda la potencia casi desde parado.

Con todos estos cambios, el motor de 6 cilindros entrega una potencia de 440 CV entre las 5.500 y las 6.250 rpm.  Su par motor es de 600 Nm a 3.700 rpm. Todo esto, junto con la transmisión ZF de doble embrague con 8 velocidades, se traduce en una aceleración de 0-100 km/h en 4,2 segundos para el coupé y en 4,3 segundos para el cabrio. La velocidad máxima en el coupé es de 306 km/h mientras que en el cabrio ésta se queda en 304 km/h.

Por tanto, el Alpina B4 S Bi-Turbo poco tiene que envidiar al BMW M4. Es un poco más potente y tiene las mismas prestaciones que el coche de BMW Motorsport. ¿Merece la pena entonces irse a por el BMW M4? Desde luego el Alpina es una gran opción, y más teniendo en cuenta su precio. El coupé cuesta 74.400 euros y el cabrio 79.100 euros. El Alpina es, por tanto, unos 20.000 euros más baratos y no deja de tener ese halo de exclusividad de Alpina.

 

Alpina le planta cara a BMW con el B4 S Bi-Turbo y sus 440 CV

Categoría: CoupéNovedadesSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.