Interior y vida a bordo

El interior del nuevo RX 450h sigue la filosofía de diseño HMI (Human Machine Interface), que delimita la diferencia entre dos zonas, la zona de visualización y la zona de operación, separadas por una línea virtual, de forma que el conductor no tenga que bajar la mirada durante la conducción, y al mismo tiempo su mano no tenga que superar dicha línea.

Teníamos muchas ganas de poder ponernos al volante del nuevo RX para comprobar que los cambios anunciados eran ciertos y, francamente, el RX 450h ha superado las expectativas. Comencemos por las impresiones del interior. Poco hay que decir de la calidad que Lexus da a sus productos. En el caso del nuevo RX la calidad de montaje, los materiales y el trato a los ocupantes ha dado un salto cualitativo. El nuevo RX es más lujoso, tecnológico y confortable que antes. Los dos acabados que probamos, F Sport y Luxury, están a un nivel muy alto y superan claramente a la generación interior. Destacamos los asientos delanteros, muy cómodos en ambas versiones, con un mayor agarre lateral en el caso del F Sport, que sigue siendo suficientemente cómodo.

En el interior destaca la nueva pantalla de 12,3″ pulgadas. Ha mejorado la visibilidad de los menús, la resolución y la facilidad del acceso. Sigue siendo necesaria la acción sobre el mando tipo ratón para acceder a las funciones. Podrá gustar más o menos, pero no necesita de un período de aprendizaje largo para que podamos hacernos con su funcionamiento. A favor tiene que podemos regular la respuesta del ratón, en contra que açin así nos parece poco preciso y necesita más atención nuestra de la necesaria cuando conducimos.

Diseño

En marcha

Acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

PRUEBA: Lexus RX 450h. El diseño es la clave

Categoría: 4x4PortadaPruebasSegmentoSUV
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.