El Škoda Fabia contará con un motor tricilíndrico 1.0 TSI

El nuevo motor 1.0 TSI del Škoda Fabia, que será presentado en Ginebra, entrega más potencia, con unos niveles que alcanzan los 95 y los 110 CV en la versión superior, ofreciendo un par motor de 200 Nm.

Con su construcción compacta y gracias a su cárter de aluminio ligero, el motor 1,0 TSI pesa 10 kg menos que el motor 1.2 usado hasta la fecha. Los pistones de aluminio y las bielas no requieren un eje de equilibrado, ahorrando peso y ayudando a reducir el consumo y las emisiones de CO2. Gracias a un incremento en la presión de la inyección hasta los 250 bares, ambas variantes de potencia del nuevo motor de 1.0 litros ofrecen un mejor rendimiento en la conducción que los motores de 1.2 litros que se han usado hasta ahora, y también logran una reducción de hasta un 6% en el consumo de combustible.

La bomba de aceite, que tiene un caudal regulable, también contribuye a ello, ya que continuamente ajusta la presión requerida para adaptarse a la carga del motor. La presión de admisión, que alcanza los 1,6 bares (relativamente), se incrementa de forma altamente espontánea debido a que el intercooler del turboalimentador está integrado en la toma de admisión. El motor se muestra muy ágil y dinámico gracias, por ejemplo, a una frecuencia en el pulso de escape que crece más rápido que con el motor de cuatro cilindros. Esto ocurre incluso a bajas revoluciones y constituye una clara ventaja en tráfico urbano.

Motor 1.0 TSI de 95 CV: más rápido y mejor aceleración

La potencia del Škoda Fabia 1.0 TSI con cambio manual de cinco velocidades es de 95 CV. El par motor se mantiene en los 160 Nm, aunque el rendimiento ha mejorado. En comparación con el motor de 1.2 litros y cuatro cilindros usado hasta la fecha, la velocidad máxima se ha incrementado en 3 km/h hasta los 185 km/h (Škoda Fabia Combi: de 185 a 187 km/h) y la aceleración de 0 a 100 km/h ha mejorado en 0,3 segundos hasta los 10,6 (Combi: de 11,0 a 10,8 segundos). Las recuperaciones del motor de 60 a 100 km/h y de 80 a 120 km/h son idénticas a la de su predecesor. El consumo de combustible y las emisiones del hatchback y el Combi, sin embargo, han bajado considerablemente de 4,6 l a los 100 km a 4.3 l a los 100 km.

Motor 1.0 TSI de 110 CV: misma potencia, par motor más alto

Al igual que su predecesor de 1.2 litros, el motor más potente de 1.0 litro con cambio manual de seis velocidades o DSG de siete velocidades opcional, entrega 110 CV; sin embargo, su par motor se ha incrementado de los 175 a los 200 Nm. La aceleración de 0 a 100 km/h se logra en 9,5 segundos (versión Combi: 9,6 segundos); la velocidad máxima es de 196 km/h (Combi: 199 km/h). El incremento del par motor se aprecia más al acelerar en carreteras o autopistas.

En la marcha más alta, las recuperaciones de 60 a 100 km/h se pueden conseguir hasta 2,6 segundos más rápido, mientras que la aceleración entre 80 y 120 km/h es hasta 4,1 segundos más rápida. En las versiones con cambio manual del hatchback y el Combi, el consumo de combustible y las emisiones del tres cilindros se han reducido en 0,3 litros hasta 4,4 l a los 100 km. Para las versiones con transmisión DSG, el consumo de combustible se ha reducido en 0,1 litros en ambas variantes y ahora es de 4,5 l a los 100 km.

Nuestros videos

El Škoda Fabia contará con un motor tricilíndrico 1.0 TSI

Categoría: NovedadesSegmentoUtilitario
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.