Diseño

El Audi Q2 se muestra en todo su esplendor y nos enseña un nuevo diseño que resulta de lo más novedoso dentro de la marca. La parrilla ‘Singleframe’ sigue estando muy presente en el diseño frontal pero ocupa una posición más elevada que permite introducir un nuevo diseño en el paragolpes. Los faros también incluyen un nuevo diseño de las luces LED por lo que la mirada de este Audi es completamente diferente a la de cualquier otro modelo de la gama.

En su vista lateral Audi ha querido imprimir cierto grado de dinamismo con una línea lateral que se eleva al llegar a la cintura. El pilar C también juega un papel importante en el diseño lateral ya que éste queda oculto por un ‘side blade’ personalizable que, en cierta medida, agrupa en una unidad los cristales laterales con la luna trasera. Audi también ha querido experimentar con los pilotos traseros que dejan de estar incluidos en su totalidad en el portón y, además, tienen un diseño más atípico dentro de la marca.

Todo este diseño está presente en una carrocería que mide 4,19 metros de largo, 1,79 metros de ancho y 1,51 metros de alto. Con estas cotas el Audi Q2 es el SUV más pequeño de la gama y, al mismo tiempo, es el más liviano ya que equipando el motor 1.0 TFSI, este coche pesa 1.205 kg. Este bajo peso convive con una alta rigidez del coche debido a la utilización de aceros de alta resistencia alrededor del habitáculo. Tiene un maletero entre 405 y 1.050 litros, abatiendo el respaldo trasero en porciones 60/40. El coeficiente aerodinámico Cx del modelo base es de 0.30.

PRUEBA: AUDI Q2. Inetiquetable y necesario

Categoría: 4x24x4CompactoPortadaPruebasSegmentoSUV
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.