Smart ha dado a conocer las versiones electric drive de sus modelos fortwo y forfour.

El nuevo smart electric drive se sube al tren de la movilidad eléctrica con más atractivo que nunca. El nuevo smart mezcla su agilidad con la posibilidad de realizar una conducción libre de emisiones locales. Esto supone la combinación ideal para circular por ciudad. El placer de conducción con sistema eléctrico de esta cuarta generación se incorpora, como novedad, en el modelo de cuatro plazas smart forfour. El lanzamiento al mercado comienza en verano de 2017.

Las prestaciones de estos vehículos son las de siempre. Se mueven de forma ágil y muy rápidos. Esto sucede gracias, entre otras cosas, a un diámetro de giro especialmente pequeño de 6,95 metros. Este valor es idéntico al de su homólogo biplaza con motorización convencional. En el apartado de pinturas y equipos opcionales no han dejado nada al azar. Un smart eléctrico se puede personalizar por completo.

Un factor importante para los clientes de coches eléctricos es el tiempo de recarga. En este sentido, el nuevo smart electric drive es mucho más confortable. Esto es debido a que todos los modelos incorporan de serie un nuevo y potente cargador de a bordo. En EE. UU. y Gran Bretaña el tiempo de recarga es de 2,5 horas. Si lo comparamos con el modelo anterior, supone que el tiempo se ha visto reducido a la mitad. Mediante la aplicación «smart control», el proceso de recarga se podrá supervisar cómodamente a distancia y podrán controlarse muchas otras funciones tales como la recarga inteligente.

A finales de 2017 se ofrecerá, de forma opcional, un potente cargador rápido de 22 kW. Este permitirá la recarga del smart electric drive en mucho menos tiempo. Efectuará su carga hasta el 80% en menos de 45 minutos. Esto lo realizará siempre que sea posible la recarga con corriente trifásica.

Los modelos smart fortwo electric drive se fabrican en serie en la planta de Hambach (Francia). El smart forfour electric drive se fabricará en la localidad de Novo Mesto (Eslovenia). El smart está equipado con una batería de la filial de Daimler Deutsche ACCUMOTIVE. Esta empresa, con sede en la localidad sajona de Kamenz, fabrica desde 2012 el “corazón” eléctrico del smart electric drive.

Desde la parte trasera del smart electric drive, un potente motor eléctrico de 60 kW (81 CV) trasmite su fuerza de forma constante a las ruedas. Desde parado, ofrece de forma instantánea un potente par motor de 160 Nm. La autonomía es de unos 160 km. Esto lo convierte en un vehículo ideal para moverse por ciudad sin producir emisiones locales. La velocidad máxima que alcanza es de 130 km/h. Esto es debido a que está limitada de forma electrónica para no disminuir la autonomía.

Debido a la característica de potencia del motor eléctrico, el smart funciona con una única desmultiplicación del cambio. Por ello, no es necesario cambiar de marchas. Esto supone una gran ventaja cuando hay mucho tráfico en la ciudad. Para circular marcha atrás, el motor invierte el sentido de giro. La cadena cinemática se fabrica en la planta de Renault en la localidad de Clèon, al norte de Francia.

Además del modo de conducción básico, el conductor puede seleccionar el modo ECO. Este modo ha sido pensado para un estilo de conducción muy eficiente. Para llevarlo a cabo, se ha limitado la velocidad máxima. Además, se ha adaptado la curva del pedal acelerador y se ha preseleccionado el nivel máximo de recuperación energética. Durante la marcha por inercia o en modo de frenado, la energía cinética del vehículo se transforma en energía eléctrica. Este proceso se denomina «recuperación». La recuperación funciona de manera predictiva. Está basada en un sistema de radar y se encuentra activa en el modo de conducción básico. Mediante un sensor de radar, se observa el tráfico y se selecciona el nivel de recuperación en función de la situación actual.

Para ahorrar energía y ganar mayor autonomía, el smart electric drive también dispone de preclimatización. De esta manera el habitáculo se pone a la temperatura deseada por el conductor. Esto se realiza mientras el vehículo permanece conectado al enchufe de recarga.

Mediante la aplicación «smart control», el propietario puede acceder a mucha información de su electric drive desde un smartphone, tableta o PC. Por otro lado, también se pueden controlar a distancia funciones como la preclimatización o la recarga inteligente. Si lo comparamos con su antecesor, las opciones de mando se han visto ampliadas. Entre otras cosas, al poder programar dos horarios de salida, no es necesario introducir una y otra vez los ajustes de carga inteligente y preclimatización para trayectos habituales.

Los modelos smart forfour y fortwo electric drive ven incrementado su amplio equipamiento de serie si los comparamos con sus homólogos convencionales. Esto es debido a que cuentan,  de serie, con cuadro de instrumentos adicional con indicadores de potencia y estado de la batería. Como equipo opcional, está disponible el paquete de invierno con volante calefactable para mejorar el confort.

Otra de las opciones es el paquete de diseño electric drive. Este dota a los modelos de una imagen muy llamativa gracias a la exclusiva pintura electric green en la célula de seguridad tridion y en los retrovisores exteriores. Tanto la gama de pinturas como de equipos opcionales abarcan cualquier deseo por parte del cliente. Esto posible porque el smart fortwo electric drive también cuenta con el programa de personalización smart BRABUS tailor made.

Además, el modelo especial smart electric drive greenflash cuenta con los atractivos detalles de diseño en color electric green.

Galería de imágenes:

Smart presenta las variantes electric drive del Fortwo y Forfour

Categoría: EléctricoNovedadesSegmentoUtilitario
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.