Diseño

No ha habido nadie que no se haya rendido a los encantos de los Renault Megane GT, berlina y Sport Tourer, en esta semana de pruebas en www.revistadelmotor.es. Y buena parte de ello es por lo que se ve, lo que entra por los ojos, y es que nadie puede regatear adjetivos de belleza a un coche que siempre ha sido, un poco, el coche deseado por todos los jóvenes, el compacto de Renault con el toque deportivo que el GT es capaz de dar.

Foto Renault Megane GT y Sport Tourer GT

Y si ya el Renault Megane entra por los ojos, con un diseño fresco, moderno, atrevido y casi diría que arriesgado, el GT lleva un poco más allá la cota de experimentación estética forzando la tuerca un poquito más, pero siempre con un criterio que se centra en la deportividad y en una imagen irreprochable a todos los niveles y que, una vez más, logra su objetivo poniendo en el mercado un coche absolutamente redondo en materia de diseño.

El frontal del Renault Megane GT, que es idéntico en ambas versiones, la tradicional y la Sport Tourer, es un ejercicio de estilo desafiante para todos, tanto creadores como compradores. El rombo sigue estando muy presente, luciendo con orgullo en el morro. Justo debajo, las siglas GT te avisan ya de que todo lo que hay detrás es especial. La parrilla tiene un entramado de panal de abeja hexagonal en color negro, que se extiende más abajo en una toma de aire inferior.

Los grupos ópticos son los verdaderos protagonistas de este arriesgado frontal, que acaba teniendo éxito gracias a experimentar con la ilusión y con el futuro, a crear una realidad nueva donde parece que todo está inventado. Al principio sorprenden, es imposible no abrir los ojos como platos. Y justo el momento en el que piensas que no podían estar dibujados de otra forma, justo en ese momento, el Renault Megane GT te ha atrapado y te hace suyo sin remisión. Y eso sin subirte al coche y conducirlo, ¡que esa es otra!

Foto Renault Megane GT y Sport Tourer GT

La nueva firma lumínica del Megane es tan extraña que siempre te preguntarás si al diseñador le movieron el lápiz cuando la dibujó por vez primera y al final acabó pillando cariño al boceto. Fuera de bromas, está claro que no fue así, pero muchos podrían pensarlo. Esa especie de ceja con rebaba añadida al que podría ser un faro normal no puede dejar indiferente a nadie. En la parte inferior, los intermitentes, horizontales y finos, encastrados en una especie de tomas de aire cromadas para ventilar los discos de freno, realmente originales y estéticas.

El ondulado capó deja paso a una estampa lateral que deja una impresión de coche poderoso, musculoso, con el frontal picando hacia abajo y la zaga hacia arriba, se respira un halo de deportividad y fortaleza en su interior, gracias a unas ventanillas traseras que acaban en pico y un voladizo trasero mínimo y robusto. Geniales llantas de 18 pulgadas made in GT y los retrovisores y detalles cromados. En el caso del Sport Tourer, claramente la planta es de familiar, con un tercer volumen que tira la línea del techo aún más hacia detrás y acaba con un respingo muy estudiado.

Nos vamos a la zaga y toca de nuevo abrir la boca y exclamar de admiración. Ya conocemos los grupos ópticos, que no se unen por apenas centímetros, ya que lo impide el rombo de la marca, aunque sin duda dibujan una firma lumínica trasera que ya es reconocible a lo alto y ancho del planeta. Rojos muy fuertes, poderosos, lo impregnan todo, con una leve concesión al blanco. Luneta trasera estrecha, generoso alerón superior deportivo, y un difusor inferior, cromado en gris, que abraza dos -falsas- salidas de escape trapezoidales, con una pequeña rejilla superior. El pack es de lo más contundente que hemos visto últimamente.

Foto Renault Megane GT y Sport Tourer GT

El Sport Tourer cambia ligeramente sus elementos. Los pilotos, siendo muy similares, tienen particularidades propias, y en vez de apostar por la doble salida de escape sólo cuenta con una en el lado izquierdo.

Interior y vida a bordo

En marcha

Motor, acabados y equipamiento

Conclusión

Galería

 

PRUEBA: RENAULT MEGANE GT Y MEGANE ST GT. ¡Diablos!

Categoría: CompactoDeportivoFamiliarPortadaPruebasSegmento
1

1 comment

  • Esta claro que te gusto… Yo lo he probado y ratifico las excelentes sensaciones que da. Puntos negativos los tiene claro, autonomía un pelin escasa, ergonómica discutible (elevalunas). Pero es un producto bien resuelto no hay duda. Deberían trabajar más en solucionar algunos problemas eléctricos/acabados y mejorarían mucho en la percepción de marca que tiene el consumidor.

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.