HyperFocal: 0
Con el I-PACE, Jaguar presenta el prototipo del que será el primer eléctrico de la firma británica. Se trata de un vehículo de 400 CV con la estética de un crossover, el rendimiento de un deportivo, y el interior de un SUV.

Jaguar es mundialmente conocida por diseñar y fabricar coches que destacan por su diseño y su elevado rendimiento en carretera. Pues bien, el I-PACE no va ser una excepción, ya que este prototipo marcará el inicio de lo que será la introducción de Jaguar en el mundo de la movilidad eléctrica. Este coche 100% eléctrico, con la estética de un supercoche, el rendimiento de un deportivo, y el interior de un SUV,  se empezará a comercializar en 2018.

Estamos ante un vehículo compacto que mide 4,86 metros de largo, 1,89 metros de ancho, y una distancia entre ejes de 2,99 metros. Esto se consigue gracias a la desaparición del túnel de transmisión, lo que permite un recorte de los voladizos, para presentar una estética más corpulenta, como la anchura y robustez que caracteriza a la zaga. Para completar el diseño exterior, el Jaguar I-PACE monta unas impresionantes llantas de 23 pulgadas.

ipace-8

Cuando nos asomamos al habitáculo del I-PACE, encontramos un interior elegante, tecnológico, práctico, y dirigido al conductor, inspirado en su hermano, el F-TYPE.  El habitáculo de este Jaguar está formado por materiales nobles de alta calidad, donde predomina el cuero en tonos claros, en contraste con las partes del salpicadero y puertas en color nuez. La tecnología está muy presente en este vehículo, gracias a las dos pantallas táctiles de la consola central, y la instrumentación virtual tras el volante. El interior queda completado por un amplio techo panorámico que favorece la entrada de luz natural para resaltar la claridad del interior, y un maletero de 530 litros.

Uno de los principales atractivos de este I-PACE son los 500 kilómetros de autonomía que ofrece, y así garantizar que la recarga de las baterías no se convierta en una obligación diaria. El tiempo de recarga también sorprende, ya que tan solo necesitaremos 90 minutos para recargar el 80%, y si queremos recargar el coche por completo, el tiempo de recarga asciende a los 120 minutos si usamos el cargador DC de 50kW. Gracias a sus 400 CV de potencia y 700Nm, el I-PACE necesita cuatro segundos para pasar de 0-100 km/h.

 

Jaguar I-PACE, el SUV eléctrico que tiene claras sus intenciones

Categoría: EléctricoNovedadesSegmento
0

Únete a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.